¡Nos encanta! Ya sea solos, con mi pareja, amigos o familia. Viajar es necesario, nos abre horizontes y nos enseña otras realidades. Disfrutamos, recorremos, reímos y también descansamos. Es por eso que en esta ocasión recurrimos a dos expertos que nos entregaron sus mejores tips de viajes: Carlos Enrique Pellegrini (35), analista de social media en Emirates Airlines, quien a sus cortos años ha recorrido 57 países; y Teresa Razmilic (29) de @conchupeteymochila, mamá, bloguera y dueña de Checkinlove.com, una plataforma digital para regalar a los novios experiencias durante su luna de miel. Aplicaciones, reservas, seguro médico, cambio de moneda, datos útiles de hoy y siempre, ¿viajas con niños? Toma nota.

Tips de un viajero por excelencia, by Carlos Pellegrini.

  1. Evita hacer cambio de monedas en los aeropuertos o estaciones de tren y/o bus. Siempre son más caros que en la ciudad. Lo mejor en hacerlo en los bancos, por lo general son más baratos y seguros, evitando la posibilidad de que te den billetes falsos.
  2. Compra una tarjeta SIM de datos 3/4g. Por lo general, para estadías entre 1-2 semanas alcanza con 1GB.
  3. Instala aplicaciones en el móvil que ayuden en el viaje. Por ejemplo, Tripadvisor, Money converter, Booking.com, Hostelworld, Gateguru, Lounge finder, Kayak, etc. Hay muchas y todo depende de qué tipo de viaje y actividades se realicen.
  4. Reserva vuelos, carros, hoteles, hostels y actividades lo antes posible. Cuando más cerca del viaje se realicen las reservas, mayor será el costo.
  5. Evita reservar en buscadores genéricos online. Es probable que un hotel sea más barato reservándolo en la web propia del mismo, que en booking.com
  6. Compra un seguro médico. Hoy en día son bastante económicos. Un seguro internacional de unos 10 días puede costar alrededor de USD30. Realmente vale la pena por si surge algún imprevisto.
  7. Comunica a tus seres queridos dónde te vas a quedar y qué actividad vas a hacer. “Antes de viajar suelo enviar a mis padres los datos del hotel donde voy a estar, fechas, contacto, etc. No solo les da tranquilidad a ellos sino que podría ser útil en caso de emergencia”, nos cuenta Carlos.
  8. Lleva copias, tanto impresas como digitalizadas en la nube, de los documentos importantes (pasaporte, identificación, carnet de conducir, etc.)
  9. Chequea antes de viajar páginas como groupon.com o letsbonus.com. Aquí se pueden encontrar descuentos muy interesantes de actividades, restaurantes y todo tipo de servicios que nos pueden ahorrar mucho dinero.
  10. Averigua con detalle qué documentos necesitamos presentar ante las autoridades de inmigración al ingresar a un país. Muchas veces es necesario presentar seguro médico, prueba de fondos monetarios y vacunas necesarias.
  11. Utiliza redes sociales como CouchSurfing. Puede ser una experiencia increíble el alojarse en una casa de familia y experimentar como vive realmente la gente de ese país. Y obviamente, uno se puede ahorra una buena moneda. Seguramente será muy positivo y te irás con varias anécdotas.
  12. Siempre buscar comentarios online acerca de cualquier hotel, actividad o servicio que uno este reservando. Hoy en día, gracias a Internet y las comunidades online es posible asegurarse que no nos estén engañando al utilizar un servicio, hotel.
  13. Descarga el mapa de la ciudad/región que estemos visitando en Google Maps. De esta manera siempre tendremos actualizado el mapa y con el GPS nunca estaremos perdidos. Inclusive funciona sin conexión a internet.
  14. Organiza las actividades que queremos realizar con antelación. De esta manera no perderemos tiempo decidiendo en el mismo lugar y tendremos todo investigado de antemano. Por supuesto es vital dejar lugar para la improvisación.
  15. Y por sobre todos las cosas, USAR EL SENTIDO COMUN.

¡Con chupete y sin mochila! Tips para viajar con niños, by Tere Razmilic.

  1. Ojalá conseguir que los traslados (vuelos, buses, trenes) sean de noche. La mejor forma de viajar es mientras nuestros hijos duermen. “Si son traslados cortos o de un par de horas, nosotros también aprovechamos la hora de la siesta”, asegura Teresa.
  2. Viajar liviano. “No soy de las mamás que van full equipadas, con mil pañales, comida, mudas, juguetes etc. Me parece que no es necesario. En todo los lugares del mundo encontramos comida, pañales y leche. Hasta en los lugares más aislados y menos occidentales encontramos un huevo revuelto con arroz, verduritas y pollo. Los pañales y la leche, aunque sean de marcas diferentes, son un peso y un bulto innecesario que podremos adquirir en cualquier ciudad del mundo.
  3. Llevar el coche. Yo siempre lo llevo a los viajes. Ocupa espacio, pero te permite ir a cualquier lado a cualquier hora. Gracias al coche, podíamos sentarnos a almorzar tranquilos mientras Lucas dormía o salir a caminar cuando ya es de noche. Para los aeropuertos es de gran ayuda, ya que puedes estar con él hasta la puerta de embarque y no te cobran extra por llevarlo. En las ciudades o lugares de mucho calor, es la única forma de poder salir a dar un paseo sin terminar con la espalda empapada o los brazos agotados.
  4. Comprar juegos “desechables”. Como nuestros viajes son largos, no podemos ir acumulando juguetes y autitos, por lo que la mejor forma de mantener a Lucas entretenido sin tener que cargar con todo, es comprar libros de stickers, cuadernos para pintar, plasticina, pelotas inflables o cualquier artículo que podamos abandonar fácilmente. Obviamente algunos juguetes como baldes y palas no se pueden desechar así no más, así que en esos casos siempre hay algún niño o trabajador en el lugar donde nos hospedamos que estará feliz de recibirlo.
  5. Llevar ropa de algodón. Nuestros viajes son “Low Cost” y la mejor manera de ahorrar un poco en Laundry es llevar ropa que no se arruga. Independiente si viajas como mochilero o no, sacar de la maleta una camisa entera arrugada no tiene gracia, es por eso que llevar ropa de materiales que no se arrugan es una muy buena opción para ahorrarse el planchado y para estar siempre impecable.
  6. ¡Aplicaciones que salvan! Usamos muchas aplicaciones en nuestros viajes. Dos de ellas son nuestros imprescindibles: maps.me y T-Downloader. La primera son mapas descargables de todo el mundo con calles, direcciones y lugares de interés, la gracia que tiene es que se puede usar sin conexión, por lo que nos salva siempre. La segunda es para Lucas, a veces no tenemos cómo explicarle a los niños de esa edad que se tienen que portar bien, mantener quietos y callados, por lo que ponerle un capítulo de sus monitos favoritos, aunque no tengamos Internet, es la solución más rápida.
  7. Seguros de viaje y precauciones. Yo soy muy poco aprensiva y no me gusta viajar con seguro de viaje, ya que las consultas en los países que he visitado son extremadamente baratas, aun así, al viajar con niños hay que tomar más precauciones. A Lucas lo llevamos con seguro de viaje (cuando son viajes largos) y llevamos un botiquín exclusivo para él. A pesar de que venden medicamentos en todos lados, el cambio de idioma y las marcas pueden hacer que nos confundamos. Yo prefiero llevar los jarabes desde Chile para evitar problemas. Además, todo lo que tenga relación con los niños se puede llevar en la cabina del avión. Además de los remedios básicos, llevar repelente y factor solar es lo único que no se nos puede quedar si viajamos a destinos de playa.

Con niños, sin niños, ¿estás listo para tu próxima aventura?