Marianne Kohler (@espacioaguadeluz) es Psicóloga Clínica formada en la visión Humanista Transpersonal con Postítulo en Terapia Estratégica Breve. Diplomada en Terapia Floral y Reiki. Directora y Fundadora de Espacio Terapéutico Agua de Luz,  www.espacioaguadeluz.cl 

Este ha sido un año, sin duda, complejo. Creo que somos varias las personas que hemos tenido que ahondar profundo en nuestras herramientas para poder utilizarlas en estos momentos difíciles, por eso, desde hace un tiempo, me he estado preguntando qué acciones concretas puedo ir teniendo conmigo misma para acompañarme, sostenerme y contenerme, y descubrí que es desde una actitud compasiva hacia nosotras de donde podemos intentar resguardar nuestra salud en todos sus niveles. Así que buscando en la literatura sobre diferentes ejercicios terapéuticos que me pudieran ayudar a gestionar mis emociones y acompañarme en mis ciclos, encontré algunos que me gustaría compartir con ustedes, por si es que pueden serles de utilidad. Estas herramientas están para que podamos tenerlas a mano como una acción preventiva en nuestra salud emocional, porque estoy convencida de que lo que realmente nos va a ayudar es que se realicen mayores y mejores políticas públicas en materia de salud mental. En fin, aquí los ejercicios:

  • Agradecernos: Para conectar con la gratitud, con las sensaciones corporales, el amor propio y buen trato hacia nosotras, podemos levantarnos 10 minutos antes cada día y tomar conciencia de nuestra expresión facial, del estado de nuestra piel y de todo nuestro cuerpo. Tomar consciencia de las emociones que sentimos y del lugar que ocupan en el cuerpo. Podemos necesitar hacer algún movimiento, como estirarnos, o necesitar hidratación. Busquemos darnos lo que nuestro cuerpo nos pide, ya que escucharlo es la manera más rápida de conectar con nosotras. La gratitud debe empezar con nosotras, es importante escuchar a nuestro cuerpo que constantemente nos muestra sus necesidades. Podemos darnos estos minutos a medida que lo vayamos necesitando durante el día.
  • Aumentar el sentimiento de pertenencia a la naturaleza: Este ejercicio nos ayuda a reflexionar sobre la sensibilidad de cuidar el mundo, protegerlo de las agresiones medioambientales, ser amables con cualquier ser vivo y sentirnos parte de la tierra como un espacio compartido que todos debemos cuidar y respetar. Se trata de escribir en  una lista esas cosas que ocurren en nosotras igual que en la naturaleza, por ejemplo: nuestras emociones que fluctúan como la marea, o la intensidad de nuestros pensamientos como las fases de la luna, etc. Luego, imaginamos cómo esos procesos suceden al mismo tiempo de manera armónica en el mundo en una meditación visualizando esos procesos durante unos minutos. Hay muchas cosas que ocurren igual en todos los seres naturales.
  • Aceptación: desarrollar la aceptación en momentos en que las cosas salen diferente a lo que esperábamos es un gran desafío. La aceptación no significa resignación, sino sabiduría.  En este caso, lo que podemos hacer es recordar nuestras estrategias que hemos utilizado ante. El ejercicio es escribir en varios post-it del color que tú quieras, aquellas situaciones que hayas aceptado y, debajo de cada una, al menos dos estrategias que te ayudaron a hacerlo. Cuanto más concreta sea la descripción de las estrategias, mejor. En otros post-it de otro color, se escriben situaciones que nos cuesta aceptar y que consideramos que nos generan malestar. Las ponemos en una mesa de forma que podamos observarlas todas. Podemos reflexionar sobre cuáles de las estrategias que nos ayudaron a aceptar las primeras situaciones podríamos trasladar a alguna de las situaciones que más nos cuesta. Se selecciona una situación y las formas que creemos más eficaces para mejorar nuestro grado de aceptación. A lo largo de dos semanas podemos poner en práctica esa estrategia y anotar si la hemos modificado de alguna forma y cómo creemos que nos está ayudando. Revisar las estrategias que favorecen la aceptación constituye una manera de potenciarla y facilitar su proyección a otras situaciones.

Es importante tener en cuenta que estos ejercicios pueden ayudarnos a incrementar nuestro bienestar y prevenir o disminuir algunos síntomas leves, pero no reemplazan la importancia del tratamiento psicológico (o farmacológico en algunos casos) sobre todo cuando existe un profundo malestar emocional.  

Referencias: MANUAL DE EJERCICIOS DE PSICOLOGÍA POSITIVA APLICADA: Ejercicios sencillos para incrementar el bienestar. Colegio oficial de psicólogos de Madrid, grupo de psicología positiva aplicada.