Lavarlas todo el tiempo, los detergentes y desinfectantes, más uno que otro mordisco a las uñas por ansiedad, de seguro le han pasado la cuenta la salud de tus manos. Y es que en cuarentena les hemos exigido más que de costumbre o, simplemente, no hemos encontrado el momento para arreglarlas tanto como antes, lo que hace que estas alturas, más de alguna necesite hacer algo al respecto. Por eso, a continuación te damos algunas recomendaciones prácticas para que la salud de este par de mejores amigas, no siga siendo afectada. Aplícalas y verás la diferencia.

1-Volver a lo básico. Quizás no puedas mantener el esmaltado perfecto con todo lo que toca hacer en casa, pero la condición de tus uñas no tiene por qué verse comprometida. Te recomendamos tener a mano tu kit de cuidado para que, después de la ducha, aproveches de arreglar lo que está saliéndose de control: un palito de naranjo para echar hacia atrás las cutículas, un alicate corta cutículas para retirar el exceso (y cualquier cuerito de sobra), un corta uñas por si fuera necesario, y una lima idealmente de cristal porque trabaja mejor.

2- Limado. Seca bien tus manos y da forma a tus uñas siguiendo la armonía de la morfología de tus dedos, es lo más práctico para evitar enganches o que se rompan. Algunas tienen los dedos más cuadrados, redondos u ovalados, fíjate cuál te acomoda. Lima siempre en la misma dirección, suavemente. Una vez Hecho esto, lima por encima la superficie completa de la uña (también siempre en una sola dirección) ahora sí con una lima de cristal o una extremadamente fina. El objetivo es alisarla y lograr que brille naturalmente.

3- La piel. Tanto lavado y puede hacer que tus manos se agrieten o resequen, por lo que te aconsejamos tener donde frecuentemente te las laves un pote de crema hidratante para incluir en la rutina. Si son varios lugares, deja uno en cada lugar. Recuerda que la temperatura del agua también es un factor importante, nunca muy caliente ni tampoco tan fría ya que ambos estresan tu piel.

4- Usa guantes para las tareas de aseo de tu casa.

5- Esmalte. Si eres de las que no puede estar sin esmaltar sus uñas, aparte de los consejos de los puntos anteriores, te recomendamos los esmaltes en gel que con una lámpara de secado puedes hacerlas en casa y el efecto es semipermanente, de lo contrario, darles una mano de base nutritiva y luego un color claro o manicure francesa, ya que duran más. No tendrás que retocar tan a menudo. Recuerda terminar con un brillo para sellar y listo. Manos lindas y sanas aún en tiempos de cuarentena.