Comenzaron las bajas temperaturas en distintas partes de nuestro país, y si bien la calefacción es muy importante para que los espacios del hogar sean seguros y placenteros, no es lo único en que hay que preocuparse.

¿Sabías que aparte de la temperatura, es indispensable controlar la humedad? Para que un ambiente resulte acogedor y agradable, lo ideal es que el nivel de humedad oscile entre el 50% y el 55%.

En otoño e invierno, es normal que exista una disminución de la humedad, provocada por el funcionamiento de distintos sistemas de calefacción. Esta sequedad del aire también alcanza las vías respiratorias, la piel e incluso el agrietamiento de la pintura de las paredes.Daikin, especialista en climatización, detalla distintas ventajas de tener un purificador de aire con humidificador integrado:

1.- Facilita la entrada de aire a los pulmones: Gracias al uso de un humidificador, quienes padecen problemas respiratorios encontrarán un importante alivio a sus molestias, al favorecer la entrada de aire en los pulmones.

2.- Evita la sequedad del aire: Una humedad insuficiente afecta tanto a personas como a objetos. La sequedad del aire ocasiona frecuentemente irritaciones en la piel y en la garganta.

3.- Disminuye el riesgo de enfermedades infecciosas: Los microorganismos que causan enfermedades infecciosas se extienden con mucha más facilidad en ambientes secos. 

4.- Previene la sequedad de la piel: El mantenimiento de una piel sana favorece su conservación y retrasa su envejecimiento, para lo cual debe estar siempre correctamente hidratada y húmeda.

5.- Colabora con la limpieza del aire: La calidad del aire que respiramos es vital para las familias, mucho más en estos momentos, y el humidificador juega un gran papel en este tema al producir cierta cantidad de vapor de agua para mantener los niveles de humedad relativa.

6.- Evita la aparición de grietas y desperfectos en la vivienda: En un largo plazo, los objetos pueden terminar pagando las consecuencias de la falta de humedad. Por ejemplo, un exceso de sequedad daña las paredes, y lo mismo ocurre con los cuadros o con el barnizado de los muebles de la casa. Incluso los aparatos eléctricos pueden ver afectado su normal funcionamiento por un ambiente seco en exceso.

Controlar la humedad de tu casa no es lujo o caprichotambién es cuestión de salud y bienestar. Además, tener una mala climatización en casa también te perjudicará a la larga económicamente, pues el exceso de humedad o la falta de esta va a deteriorar tanto electrodomésticos como paredes o infraestructuras.