La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que los eventos cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo occidental, con poco más de 15 millones de personas
anualmente. En nuestro país, según datos de la última Encuesta Nacional de Salud 2017, el 74% de los chilenos presenta malnutrición por exceso de peso (sobrepeso y obesidad), el
33% es fumador, el 12% es diabético, un 28% es hipertenso y un 87% es sedentario.


Dentro de los factores previamente mencionados, la mala alimentación es una de las causas fundamentales que puede desencadenar en un infarto al miocardio; escenario que cobra gran relevancia en el contexto de la alimentación laboral, sobre todo considerando que la población que tiene mayor riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, se encuentra trabajando.


Según Bárbara Flores, Jefa del Departamento de Nutrición de Edenred, expertos en la entrega de servicios laborales y administración de soluciones vinculadas a la alimentación, “hoy en día llevar una dieta sana y equilibrada se ha transformado en un reto para la sociedad a nivel mundial, ya que por diversos factores se han generado cambios en los estilos de vida de la
población”.


Agrega que “en este sentido, el lugar de trabajo toma un rol protagónico, sobre todo considerando que según una reciente investigación de la OIT (Organización Internacional del
Trabajo) más de la mitad de los trabajadores en Chile tiene una jornada laboral superior a las 48 horas semanales. Por lo mismo, es fundamental generar acciones que promuevan la salud y
cuidado de los colaboradores dentro de su espacio de desarrollo profesional, por ejemplo, asegurar la entrega del beneficio de alimentación durante la jornada laboral. Esto se puede
complementar con charlas educativas, que sensibilicen a los trabajadores respecto a la importancia del cuidado de su salud”.


Tips claves
Con el objetivo de contribuir al llamado que se hace durante agosto para concientizar sobre ser responsables con nuestra alimentación y así reducir uno de los factores de riesgo que
desatan las enfermedades cardiovasculares, la profesional de Edenred nos entrega los siguientes consejos:
- Comer cada 3 horas, siempre seleccionando correctamente preparaciones saludables.
- Al menos 2 veces a la semana consumir pescados, ya que estos aportan ácido graso omega 3 que proporciona un factor protector para el corazón.
 – Aumentar la ingesta de legumbres, ya que su fibra ayuda a eliminar el colesterol.
- Disminuir el consumo de sal.