Desde hace décadas que los jeans se utilizan de manera
transversal, sin distinguir clases sociales, raza o sexo. Todos tenemos un pantalón preferido en nuestro clóset y es nuestra tarea darle el mejor cuidado posible para que no se malgaste o se arruine anticipadamente. Es que existen distintas técnicas sencillas que se pueden realizar, sin la necesidad de utilizar sofisticados productos de limpieza. Precisamente, Daniela Beltrán, trainer de Línea Blanca de LG Electronics nos entregó cinco prácticos consejos para conservar tus pantalones como nuevos:

  1. Sal y vinagre
    ¡Al fin encontraste tu jeans ideal y llegó la hora de lavarlos por primera vez! El mejor consejo que te podemos entregar es agregarle dos cucharadas de sal al agua, ya que de esta forma se mantendrá el teñido. Por otro lado, el vinagre blanco también ayuda a que tus pantalones no se destiñan. Sólo debes agregar diez cucharadas de vinagre en el primer lavado y luego añadir el detergente tal y como lo haces normalmente.
  2. ¡Al revés!
    Todo lavado, de alguna u otra forma, es un tanto invasivo para el pantalón. Su tela chocará con la tela de las otras prendas que están en la lavadora, ocasionando que se desgaste de manera innecesaria. Lo ideal es lavarlo al revés y con prendas que tengan color y tejidos similares, de esta
    manera podrás cuidar la parte exterior del pantalón y evitar que quede con pelusas o restos de otras prendas.
  3. Evite el agua caliente
    No olvides que el agua caliente puede afectar el tamaño de la ropa y encogerla, por lo siempre debes utilizar agua fría.
  4. De inmediato al secado
    Muchas veces pasan horas y horas y la ropa queda mojada dentro de la lavadora ¡No lo hagas! El algodón tiende a acumular mal olor si no se seca inmediatamente. Además, esto puede causar que tus pantalones preferidos se arruguen más de la cuenta y que tardan mucho en desaparecer. Por lo mismo, evita colgar tus pantalones en el clóset, es preferible que los guardes doblados.
  5. ¡El congelador no es solo para la comida!
    Mayor será la vida útil de tus jeans preferidos si los metes un par de horas en el congelador dentro de una bolsa de plástico antes de utilizarlos. Así durarán más tiempo limpios y desinfectados. También lograrás que la tela recupere su firmeza y los sentirás como nuevos otra vez. De esta forma evitarás lavarlos de manera muy seguida