Constanza Cristi Recabarren, Nutricionista U. Mayor. Diplomado Nutrición Clínica Universidad Católica. Nutrición Deportiva.

La pregunta que más me han hecho últimamente es: ¿Cómo debo alimentarme en este periodo de cuarentena?

Lo primero que debemos entender que durante este que estamos viviendo algo totalmente nuevo, es un periodo de cambio, por lo tanto, es totalmente normal sentirnos angustiados, ansiosos o con sentimientos diferentes. Esto puede afectar nuestra alimentación, los horarios de comida, la frecuencia de actividad física, entre otras cosas y es natural que así sea.

Por lo mismo, lo más importante es NO sentirnos culpables, Por el contrario, es un período en el cual debemos reflexionar nuestras emociones y autocuidarnos para estar física y mentalmente sanos.

Desde el punto de vista de la alimentación, cabe destacar que no existe una alimentación unificada para todos, es decir, no existen pautas de “cómo uno se debe alimentar en la cuarentena”, debemos evaluar cada caso en particular, pero lo que sí es general para todos es la importancia de no generar ansiedad en estos momentos, que el tema “comida” no sea una carga más a este proceso que, a veces, puede ser muy angustiante.

El hecho de autorestringuirnos y ser estrictos con la alimentación puede provocar mayor angustia, no debemos obsesionarnos por no subir de peso, ya habrán momentos para preocuparnos de eso, a lo que sí debemos prestar real atención es a alimentarnos de forma consciente y saludable, y esto replicarlo no sólo a la cuarentena sino que a llevar un estilo de vida saludable siempre.

Esto quiere decir alimentarse con alimentos de calidad que nutran tu cuerpo y te hagan sentir bien, Por lo tanto, si puedo dar algún consejo de alimentación para este periodo sería:

1. Aumentar consumo de frutas y verduras.

2. Preferir comida casera antes de caer en pedir comida rápida. Tenemos que aprovechar que ahora tenemos tiempo en la casa para poder cocinar e innovar con recetas saludables y ricas.

3. Disminuir lo más posible el consumo de alimentos ultraprocesados, es decir, todos estos alimentos envasados llenos de ingredientes en su lista y que generalmente son muy ricos en grasas, azúcar y sodio.

4. Por último, una buena medida para calmar nuestra ansiedad es practicar ejercicio en casa, existen muchísimas rutinas que podemos ver por internet o acceder por redes sociales, creo es una muy buena medida para sentirnos mejor, el ejercicio libera endorfinas, los neurotransmisores encargados de la sensación de bienestar.

Mi mensaje principal es a no frustrase si sientes que estás comiendo más o que estás gastando menos calorías. Con el proceso de la cuarentena se entiende que nuestros horarios cambien y obviamente, no hagamos las mismas actividades de antes, pero hay que priorizar, ahora nuestra preocupación debe ser cuidarnos, quedarnos en casa, intentar comer lo más saludable posible, pero no con calma, recordemos que la obsesión es el peor enemigo de una buena alimentación.