Verano todo el año: esa es la premisa. Detrás de la elección del color del año: “Living Coral”, hay una inspiración en la paleta de un paraíso tropical, un tono animado y vital lleno de energía.

La compañía estadounidense Pantone Color Institute ha remecido la esfera de la moda, diseño y la decoración con una nueva apuesta que sigue la línea de colores naturales que se estaban observando en muchas propuestas.

Es así como la tendencia por los tonos claros seguirá siendo fuerte en muebles, adornos y menaje, combinadas con el contraste de las texturas predominantes del año pasado: madera, hormigón y cemento. De acuerdo a lo que se ve en los portales de decoración extranjeros y la red Pinterest, el gusto por añadir plantas interiores de fuerte color verde seguirá, y el tono coral solo hará resaltar más los espacios con una vibrante energía veraniega.

Dado a su gran potencial, el Living Coral permite una gama de combinación variada que va desde el dorado, pasando por el gris oscuro, hasta el turquesa, jugando con toques de color en muebles y menajes que aportan dinamismo.

Cabe destacar que una de las razones de la elección de este matiz tiene relación con una apuesta por la vida y la importancia de la conservación de la biósfera. A su vez, esta idea sigue la corriente sostenible que se estaba comenzando a ver en decoración, con certificaciones en el manejo de los materiales y su proveniencia, algo que sin duda continuará con fuerza este 2019.

Para Ana Viguera, una de las dueñas de la conocida tienda Iregua, este color es un refrescante baño tropical: “El coral es una excelente opción para darle un toque lúdico a un ambiente y transformar un antiguo espacio en algo completamente nuevo, sin hacer necesariamente muchos ajustes” comenta y agrega: “Ahora que el tiempo de verano nos invita a estar todo el día en la terraza o disfrutar al aire libre, el hogar se amplía, y las ventanas se abren para dar
paso a la luz y el color”.