Este sábado 20 comienza el equinoccio, marcando la posición de la tierra en su elipse, una nueva estación, la cual será primavera o otoño dependiendo en qué hemisferio te encuentres. Si estás en el sur irás por el otoño y a la primavera si estás en el norte del planeta. Sin importar donde estés, el equinoccio es un buen momento para alinearnos con la energía de la naturaleza y renovar nuestros propósitos. A continuación,te dejamos algunas ideas basadas en tradiciones de todo el mundo para aprovechar el movimiento planetario en nuestro favor.

Hemisferio Norte, equinoccio de primavera. La primavera es el momento de renacimiento por excelencia, las flores brotan y el aire se llena de aromas, sol y vida. Simbólicamente, en el equinoccio de primavera se celebra el despertar de la consciencia, la abundancia y la fertilidad de la tierra. Con todo, es un buen momento para potenciar el florecer de nuestros objetivos, para eso, dedica este fin de semana a ordenar tu casa, tu oficina, o lo que sea que esté atrapando la energía en tu ambiente personal, limpia los metales de casa, siembra flores de estación y haz un pequeño ritual de renovación. Puedes quemar romero y palo santo en las habitaciones, hacer una dieta detox y/o darte un baño de mar (o hacer tu propio ritual transformando tu baño en un spa), lo importante es que encuentres un momento para meditar y conectarte con la energía de la tierra, en perfecto equilibrio y te concentres en tu vibración, tus metas, en tu ser y en tus propósitos, actualízalos, dales vida. Luego déjalos fluir en manos del universo para que despierten con la primavera.

Hemisferio Sur, equinoccio de otoño. La estación que anuncia un período de recogimiento de energía, de reflexión, de poda, también nos invita a hacer lo mismo. Es bueno en el equinoccio de otoño, preparar nuestra energía para entrar en fase de recarga y necesidad de nutrición energética. Revisa qué deberá ser «podado» en nuestros objetivos para que luego puedan crecer con fuerza y vitalidad (elimina viejos hábitos, limpia tu agenda, proponte tener tiempo para tu lectura o cuidado personal… lo que te nutra). Este fin de semana, elimina de tu hogar lo que no te sirve, sal a caminar, disfruta del viento o de lo que sea que te conecte con la naturaleza y busca un momento de calma para escribir tus propósitos en un papel con claridad. Luego entiérralos en dirección norponiente, confía en tus planes y en el universo.