Donald Trump logró en ocho días lo que a George W. Bush le tomó tres años. El medio estadounidense Vox confirmó que el republicano “alcanzó la desaprobación de la mayoría, más rápido que cualquier presidente de la historia moderna”. Pese a esto, ya en Europa comienzan a aparecer rostros que buscan alcanzar el sillón presidencial con un discurso populista similar al del actual mandatario de la Casa Blanca. Medidas extremas, frases golpeadoras e irreverentes, ¿el modelo Trump cruzó al viejo continente?

Para diferentes especialistas en temas internacionales 2017 será un año clave para Alemania, Holanda, Italia, Gran Bretaña y Francia, países en los cuales candidatos a la presidencia de extrema derecha nacionalistas aspirarán a llegar al poder a través de planteamientos tan controversiales como los de Trump. Sello proteccionista, antiislámico y antiinmigrantes, ¿quiénes son?, ¿qué proponen y qué han dicho?

1.Frauke Petry, Alemania. De origen de la Alemania oriental, es la líder de Alternativa Alemania, un partido de extrema derecha aunque ella no se reconoce como tal. Algunos la describen como una “Donald Trump en mujer”. Conservadora liberal, su programa busca defender el concepto de “familia tradicional”, compuesta por hijos, padre y madre, siendo esta última quien asuma las labores de cuidado de los menores del hogar.

Es contraria al matrimonio homosexual, está a favor de disolver la eurozona y considera que “el euro es un error histórico que debe ser corregido”. Una de sus frases más polémicas fue: “como último recurso, está justificado disparar contra los refugiados, aunque sean mujeres o niños”. ¿Posibilidades de ganar? Figura tercera en las encuestas, con cerca del 10 por ciento de la intención de voto.

2.Marine Le Pen, Francia. La periodista y especialista en temas internacionales Inés Capdevila, para www.lanacion.ar, dijo que esta candidata “heredó de su padre el liderazgo del Frente Nacional (…) Expulsó a su padre, el fundador del Frente Nacional, es durísima. Es la persona que probablemente lleve la extrema derecha a la presidencia en Francia. A mitad de año hay elecciones presidenciales. Tiene 5% de intención de voto en las encuestas, lo que ante la fragmentación del voto en el panorama político francés, le permitiría llegar a primera vuelta (…). ¿La política económica de Le Pen? Patriotismo económico, proteccionismo”.

Su plan se basa en el proteccionismo y está en contra de los inmigrantes. Siguiendo esa línea busca aplicar impuesto a los productos importados, y a todos los contratos de empleados extranjeros para así indemnizar a los desempleados franceses. También propone terminar con el derecho a la nacionalidad francesa por haber nacido en ese país, ya que para ella “la nacionalidad se hereda o se merece”.

Según los últimos sondeos se estima que la candidata triunfará en las elecciones en primera vuelta con el 27 por ciento de las preferencias. Sin embargo, no correría la misma suerte en su segunda vuelta.

3. Geert Wilders, Holanda. Legislador y líder y fundador del islamófobo Partido por la Libertad (PVV). Debido a su postura frente al Islam, Al Qaeda declaró una fatwa (condena a muerte) en su contra por lo que siempre lleva un chaleco antibalas, viajar en un auto blindado y vivir bajo en una casa a prueba de balas, entre otras medidas de seguridad.

El candidato holandés busca eliminar el Islam pues la considera una ideología totalitaria, que pretende destruir a la civilización occidental. Wilders quiere prohibir el Corán, pues lo considera un libro fascista, cerrar todas las mezquitas y las escuelas islámicas. Frase más polémica: “Hay demasiada chusma marroquí en nuestra tierra”.

De momento el candidato aparece como el favorito, con el 31 por ciento de los votos, según las encuestas.

4. Nigel Farage, Gran Bretaña. Para muchos es considerado como el padre de los populistas europeos, ya que fue quién logró que Gran Bretaña saliera de la Unión Europea. Ex presidente del UKeep, el partido independentista del Reino Unido, hizo la gran campaña por el Brexit.

5. Matteo Salvini, Italia. Según Capdevila, para www.lanacion.ar, es “el más joven y el más nuevo en el panorama político italiano y europeo. Es el líder de la Liga del Norte: la liga que quiere separar la liga del norte rico del resto de Italia que no es tan rico. Mateo Salvini cree que puede ser el primer ministro de Italia dispersando el voto del resto y logrando todo el voto de la derecha”.

Mientras en el viejo continente estos rostros arrasan con sus discursos, acá en Chile, obtenemos más de lo mismo. Lagos, Piñera, Guillier, ¿los chilenos nos abstenemos de un cambio radical?