Durante los últimos dos años el mercado de cereales se ha visto afectado por la ley de etiquetado. La gran cantidad de sellos que tienen los productos presentes en el mercado, ha modificado la
percepción de esta categoría como “alimento saludable” por lo que los consumidores han reducido las porciones de estos productos.


Bajo este contexto, Arcor ingresa al mercado con una propuesta atractiva con la marca Cereal Kids y sus dos líneas: Cereales para el desayuno y cereales inflados, ambos libres de sellos, sin azúcar
añadida y sin aditivos. Además, están fortificados con vitaminas y minerales que mejoran la salud inmune, cognitiva y ósea de quienes los consuman.


Los Cereales para el desayuno vienen en dos innovadores y divertidos formatos: Estuche familiar de 330g para comer en casa, o en su formato individual de 25g porción justa para la colación. Sus variedades son: Sapito sabor chocolate fortificado con Hierro, Caritas sabor frutal fortificado con vitamina C y Huesitos sabor miel fortificado con Calcio.


Los Cereales inflados también vienen en dos formatos, familiar de 100g, para que los niños compartan con sus compañeros, o formato individual 20g para llevarlos de colación, ya sea al
colegio o alguna actividad recreativa. Sus variedades son: Arroz, Maíz y Trigo sabor caramelo; todos fortificados con hierro, zinc y vitaminas (B2, B3).