Un nuevo desaire para Venezuela, pero esta vez, ya no desde la preocupación de la ONU, sino desde sus propios vecinos, ya que, ayer lunes, el presidente colombiano Iván Duque anunció que el Gobierno ya notificó a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) su determinación de retirarse del bloque, puesto que la institución, a ojos del mandatario, ha sido cómplice de las atrocidades cometidas en la dictadura de Maduro al no pronunciarse al respecto. “No podemos seguir siendo parte de una institución que ha sido el más gran cómplice de la dictadura de Venezuela”, dijo.

Si bien es sorpresivo el momento de la determinación, la decisión en sí ya había sido anunciada durante la campaña de Duque, por lo tanto, esto es un cumplimiento de promesa para el colombiano. “Quiero informarles que el día de hoy, por instrucciones precisas, el señor canciller de la República envió a Unasur la carta donde nosotros denunciamos el tratado constitutivo de esa entidad y en seis meses se hará efectivo el retiro de Colombia de esa organización”, dijo a los medios.

Unasur es una entidad que deriva de la antigua CSN (Comunidad Suramericana de Naciones) creada en  2004, en la Reunión de Presidentes de América del Sur, que se realizó en Cuzco, Perú. La CSN, según se explica en la página oficial, nació para integrar procesos regionales desarrollados por el Mercosur y la Comunidad Andina. De esta forma, para diciembre de 2006 en Cochabamba, Bolivia,  los Jefes de Estado de los países miembros establecieron un plan estratégico para consolidar una agenda común en la región.

En abril de 2007, durante la Cumbre Energética Suramericana, que se llevó a cabo en Venezuela, cambiaron el nombre de Comunidad Suramericana de Naciones a Unión de Naciones Suramericanas: UNASUR, pero no fue hasta el 2008 que se aprobó el Tratado Constitutivo y este entró en vigencia el 2011.

Lo que alega Duque es que dicho documento de Tratado Constitutivo, no fue respetado a la hora de poner un stop a las atrocidades que desde un principio acechaban Venezuela y por otro lado, que la institución no ha servido para hacer más expeditas las relaciones, sino más bien ha entrabado los procesos.

Pero Colombia no es el único descontento, resulta que abril pasado, Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Perú, anticiparon que se retirarían del bloque, determinación no menor ya que dichos países representa la mitad de los miembros de grupo.

La Unasur está constituida además por Bolivia, Brasil, Ecuador, Guyana, Paraguay, Surinam, Uruguay y Venezuela. Todos los cuales ni se pronuncian al respecto de los últimos hechos.

“Unasur como institución nunca denunció ninguno de esos atropellos, y tampoco ejerció el poder del entorno multilateral de garantizar que ese tipo de prácticas no constituyeran la eliminación de las libertades de la ciudadanía”, concluyó Duque.

Con todo, Colombia seguirá trabajando el “Multilateralismo” con los países americanos bajo el alero de la OEA, pero a partir del próximo año ya no será parte de la Unasur. Cuál será el futuro de la institución aún no está dicho, pero lo que sí está claro es que Venezuela sigue acumulando descontento en la región.