POR: Stana Ferrari es coach en temas de auto-valoración, liderazgo y pérdida de identidad, graduada de la Metropolitan University de Londres. Ayuda a las personas a crear y descubrir las herramientas necesarias para ser líderes en su vida personal tanto como en ámbito profesional.

Si eres una persona activa, imagino que a menudo terminas llenándote de cosas y actividades, haciendo malabares con las obligaciones y responsabilidades. Mantenernos al día entre trabajo, familia, relaciones personales y el cuidado personal a menudo resulta ser abrumador. Más aún, si la pandemia nos obliga a limitar nuestro radio de movimiento.

A pesar de que la palabra equilibrio la promueven muchísimas personas, incluso las personas más eficientes suelen fallar si intentan hacer demasiadas cosas. Y eso ocurre porque, simplemente, no maneja su tiempo de manera sabia. El equilibrio, obviamente, implica hacer cosas de manera diferente y lo sabemos, sin embargo, la mayoría de nosotros lo anhelamos de una forma u otra.

¿No sabes dónde comenzar? ¡Perfecto! Aquí te doy 5 trucos para encontrar y mantener el equilibro en tu vida. Revisa esta lista y ve si alguno de estos puntos resuenan contigo:

1. Define con claridad qué significa equilibrio para ti

Si quieres que tu vida sea más balanceada sin definirla o visualizarla, pues será muy difícil que lo logres. La palabra equilibrio es subjetiva y diferente para todos. Define lo tuyo. Define qué aspectos necesitas ubicar debajo de esta portentosa palabra, alimentación, responsabilidades, familia, trabajo, tiempo a solas, etc. Tip: escribe tus pensamientos entorno a esta palabra. Visualiza cómo se vería tu vida si lograras darle el equilibrio que necesitas.

2. Practica la autodisciplina

Por muy desagradable que suene, la disciplina es la primera herramienta que debemos poner en práctica para poder asimilar nuevos hábitos e ideas. Sin autodisciplina, nos arriesgamos a perder el norte, perder tiempo, postergar tareas y demás.

Piensa en formas en las que podrías carecer de autodisciplina. ¿De qué manera puedes hacer ajustes en tu vida que te ayuden a cumplir con las cosas que generalmente dejas pasar?

Tip: intenta reducir las distracciones, aclara tus prioridades y establece mejores límites personales.

3. Se consistente con tus acciones

La consistencia es un aspecto importante del equilibrio, y sí… no suena divertido. La falta de ella sería como empezar una dieta y comer ensaladas toda una semana para luego reventarnos con frituras y carnes grasas. La falta de coherencia en nuestras acciones es una de las razones por las que tu vida dispara hacia muchos lados.

¿En qué áreas de tu vida te falta consistencia? Reflexiona e intenta crear consistencia en los aspectos más relacionados con tu cuidado personal: comida, ejercicio, sueño y relajación. Éstas son las áreas que tienen el mayor impacto en el equilibrio general de tu vida.

4. Planifica con antelación

Cuando olvido anotar detalles importantes, lógicamente los olvido y creo un caos en mi semana. Si eres una persona activa, necesitas ayudarte con los recordatorios y anotaciones que ocupan espacio en nuestra mente. En mi experiencia, planificar es una de las mejores formas de garantizar que te encargues de tu vida profesional y personal.

Tip: crea un esquema básico para visualizar la semana. Hazlo de tal manera que puedas ver tu semana incluyendo citas, proyectos de trabajo, pendientes, vida social, vida y cuidado personal. Ponlo como práctica obligatoria por unas 3-4 semanas y ve viendo qué resultados te trae.

5. Dedícate tiempo para ti solo/a

Con todos los malabares que traes (trabajo, relaciones, vida en el hogar, etc.), lo más importante es hacer tiempo para ti misma. Deja ponértelo de esta forma: si no estás bien tú primero, nada estará bien a tu alrededor. Si no estás bien tú primero, no puedes ayudar a nadie más ni aportar de manera positiva. Es una regla universal, no intentes evitarla. Si no le dedicas tiempo a las cosas que llenan tu alma y mente, el equilibrio siempre estará fuera de tu alcance.

Es fácil crear excusas para no tener tiempo para ti misma, pero incluso cinco minutos al día es mejor que nada. Si practicas la autodisciplina y te mantienes constante, planificando con anticipación, vas a ver con qué facilidad vas a incorporar el cuidado personal en tu vida diaria.

Espero que estos consejos te ayuden a identificar las áreas de tu vida donde puedes hacer algunos cambios positivos. Comienza definiendo el concepto de Equilibrio en tus propias palabras para luego explorar la autodisciplina, consistencia y organización.