Pasamos meses sin poder salir y ahora, cuando el calor empieza a sentirse, las ganas de estar al aire libre y disfrutar del sol son casi inaguantables para muchos, pero ojo, ¿está nuestra piel preparada?

Con los cambios de estaciones, sobre todo del invierno a la primavera, nuestra piel va produciendo melanina (pigmento que da color a la piel) de forma progresiva como autoprotección frente al mayor índice ultravioleta que la afecta. Esto en un escenario normal, sin embargo, al haber estado confinados durante meses, tuvimos menor exposición a la radiación y por ende, produjimos menor cantidad de melanina, explica la Dra. Katherine Barría, Dermatóloga especialista en estética avanzada. Se calcula que una persona genera, en el transcurso de las estaciones, una base de protección solar entre FPS3 y FPS15 dependiendo de su genética y fototipo de piel según datos de la AEDV (Academia Española de Dermatología y Venereología).

Dado lo anterior, para esta primavera/verano, se esperan más casos de alergias solares y quemaduras severas. Frente esto la Doctora Barría recomienda ir paulatinamente exponiéndose al sol y siempre con medidas de foto protección de buena calidad.

El capital solar y la protección

Desde el momento que nacemos, la piel posee de forma natural un “capital solar”, término que se refiere a la capacidad de la piel de protegerse de la radiación ultravioleta. A medida que nos exponemos al sol, este capital solar comienza a disminuir, quedando la piel aún más expuesta al daño del sol. Para proteger el capital solar es fundamental el uso de foto protector, ya que hoy se sabe que el sol no es la única frente de radiación, sino que fuentes artificiales como computadores y equipos electrónicos que también producen luz visible, un tipo de emisión que puede producir manchas en la piel, señala Vanessa Calderón, Química Farmacéutica, experta en protección solar de Vichy quienes posee la línea “Capital Solei” que trabaja directamente apoyando la capacidad de contrarrestar los daños que produce el sol, como reparando los ya producidos.

Pero no es solo ponerse cualquier crema protectora que se encuentra en el mercado, es muy importante saber cómo y cuándo utilizarla. Para eso, Katherine Barría y Vanesa Calderón, nos dan estos 5 tips:

1.- Para comenzar, el foto protector se aplica con la piel completamente seca, de esta manera se encuentra óptima para absorber el producto. Debes hacer la primera aplicación en tu rutina matutina y luego repetir cada 3 ó 4 hrs. 

2.- Aplicar una gotita de bloqueador no es suficiente para cubrir por completo la zona expuesta, hay que ser generoso y, en la medida de lo posible, tener productos diferentes para cuerpo y rostro, pues éstos últimos están especialmente diseñados para una piel más sensible y con otras necesidades. Como referencia solo tu rostro requiere de 2 grs de producto x cm2.

3.- No olvidar las zonas que no ves, como la nuca, orejas, y aquellas que reciben más fuerte el sol, como, por ejemplo, el empeine de los pies. Así mismo las zonas más delicadas y que debemos cuidar más de envejecimiento por explosión al sol son rostro, cuello, escote y manos.

4.- La protección solar debe utilizarse incluso bajo la ropa. Si bien ésta es una barrera, no protege de algunos rayos muy dañinos que la traspasan. Lo mismo con las mascarillas.

5.- Otra de las principales recomendaciones antes de disfrutar del sol, es acudir a un dermatólogo que revise los signos de tu piel, lunares y manchas antes de exponerlas. De esta forma, podrás detectar a tiempo cualquier riesgo mayor para tu piel, como un cáncer.

Además de la protección mencionada, recuerda otras medidas indispensables, como el uso de sombreros y anteojos para aumentar las barreras ante el sol y consume abundante agua durante el día.

La tarea no es difícil, con constancia y cuidado se puede vivir una hermosa época soleada. Conoce más consejos sobre cómo cuidar tu piel y que productos es el ideal para ti en www.vichy.cl

on the beach, bali