Consejos y “verdades” que pasan de generación en generación ha provocado que en la sociedad se desarrollen un sinfín de mitos en torno a la lactancia materna, y que hoy, con la información que se dispone, es posible aclarar y desmitificar.

La lactancia es uno de los procesos más importantes de unión entre una madre y un hijo, así como también un imprescindible para el buen desarrollo de los niños. 

Como mamá primeriza una de las primeras preguntas que se plantean es cómo será la lactancia. Un camino que comienza con el nacimiento y que termina, generalmente, a los 2 años del lactante o más (edad recomendada de término según la OMS).

Preguntas como: ¿produciré la suficiente cantidad de leche para satisfacer las necesidades de mi bebe?, ¿influirá lo que como o tomo en su sabor? o ¿cuánto rato debe durar cada toma?, son alguna de las preguntas en torno a este tema, el que no está exento de miles de mitos y verdades.

Michelle Gómez, asesora de lactancia de Casa Canguro, primer centro de salud integral para la mujer en pre y post parto, señala que “Hay mitos de la lactancia desde que la mujer está embarazada, sobre cómo prepararse, cuándo hacerlo, sobre cómo tiene que ser la leche, etc. lo que genera más ansiedad que otra cosa, ya que no pasan de ser aprensiones más que verdades”.

La especialista, con el propósito de desmitificar, elaboró una detallada lista de las principales preocupaciones de las madres, con el propósito de guiarlas en el camino de la LM.

  1. HAY QUE PREPARAR LOS PEZONES PARA AMAMANTAR (FALSO) El cuerpo de la mujer está programado para alimentar a su recién nacido. No es necesario tener una preparación previa ni dar forma a los pezones para amamantar. Nuestro cuerpo se adapta en el momento en que nuestro bebé nace y se acopla. Es un proceso natural y se da de la misma manera. 
  1. SI TENGO CESÁREA NO TENDRÉ SUFICIENTE PRODUCCIÓN DE LECHE (FALSO) La producción de leche comienza con la expulsión de la placenta, es decir, que sea por parto normal o cesárea, ésta se producirá igual. 
  1. NO TENGO SUFICIENTE LECHE PARA MI HIJO. (FALSO) Toda madre tiene y tendrá suficiente leche para su hijo siempre y cuando el bebé succione. A mayor demanda, mayor producción. La madre debe ofrecer a su hijo tantas veces sea necesario, y así la cantidad será proporcional a lo ofrecido.
  1. DAR PECHO DUELE (FALSO) El amamantar nunca debe doler, al contrario. Si duele, se debe buscar ayuda de una asesora de lactancia para lograr buena técnica de acople. 
  1. DEBO ALIMENTAR A MI HIJO 15 MINUTOS EN CADA PECHO (FALSO) El bebé decide cuánto tiempo desea estar en cada pecho. Puede pasar 30 minutos en uno y 0 en el otro y está bien. El indicador es cuando nuestro hijo lo suelta por su cuenta, y recién ahí pasamos a ofrecer el otro, sólo si éste quiere. 
  1. CIERTOS ALIMENTOS AUMENTAN LA PRODUCCIÓN DE LECHE (FALSO) Ningún alimento aumenta la producción, ni la leche de vaca, ni la avena, ni la cebada, etc. Lo único que aumenta la producción es la succión de nuestro bebé. 
  1. NO SE PUEDE AMAMANTAR CUANDO ESTOY RESFRIADA (FALSO). Es más, se debe amamantar a los bebés cuando uno está enferma, esto porque transmitimos a nuestros hijos todas las defensas que nuestro cuerpo está generando para esa enfermedad, por lo que sobretodo en este momento no se debe dejar de ofrecer pecho.
  1. DURANTE LA LACTANCIA SE DEBEN EVITAR CIERTOS ALIMENTOS (FALSO) Durante la lactancia se puede comer absolutamente todo: legumbre, picantes, bebidas gaseosas, frituras, etc. porque nada de eso pasa a la leche y tampoco va a provocar gases o hinchar al bebé. Sólo se deben evitar cuando nuestro hijo sufre alguna alergia alimentaria.
  1. EL TAMAÑO DEL PECHO INFLUYE EN LA PRODUCCIÓN DE LECHE (FALSO) Pechos pequeños y pechos grandes, todos producen la cantidad perfecta para la necesidad de su bebé, no tiene nada que ver el tamaño con la cantidad de leche. Las glándulas mamarias se terminan de desarrollar durante el embarazo. La diferencia del porte de los pechos son porque unas tienen más grasa acumulada que otras, pero las glándulas son las mismas. 
  1. LA MADRE DEBE ESPERAR UNAS HORAS DESPUÉS DE AMAMANTAR PARA QUE LOS PECHOS SE VUELVAN A LLENAR DE LECHE (FALSO) Se debe amamantar en forma frecuente, ya que a mayor succión y frecuente vaciamiento del pecho, habrá una mayor producción. Siempre el bebé encontrará leche.