Un recorrido por las principales ferias de decoración internacionales, dejan claro que la tendencia es generar un espacio cómodo e íntimo, que invite al recogimiento y la tranquilidad para descansar del movimiento citadino.

Esto, se suma a lo que se viene observando hace unos años, mezclar estilos. Un atrevimiento que permite dar un sello y que facilita la combinación de elementos exclusivos, piezas de arte de diseñador o familiares, herencias o aquella producción en serie adquirida en una multitienda o, incluso, en el supermercado. De este modo, vintage, minimalismo, retro, pop, industrial, etcétera, se fusionan en uno propio.

¿Pero qué mezclar este 2017? Home London, Maison & Objet Paris, Design Show Shanghai, Architectural Digest Home Design Show New York y IMM Cologne, solo por mencionar algunas muestras que ya tuvieron lugar este año, dejaron algunos puntos claros que pueden servir de guía para actualizar la casa o, al menos, darle un aire renovado.

El color. El Pantone 2017 es el verde greenery. Este tono se puede exhibir en flores estampadas, algún detalle decorativo e, incluso, recurriendo a plantas frescas para plasmarlo en tu decoración. Es más, algunos apuestan a que los cactus por todos lados sean un must have de la temporada.

Las texturas son otro de los elementos a destacar en la ornamentación. En cuanto a telas, las suaves y elegantes, como el terciopelo, en tapices o cojines son las estrellas este año. Más si es en color verde, por supuesto. Y ahora es cuando los tejidos de la abuelita hay que sacarlos del baúl de los recuerdos para lucirlos sobre sillones, mesas, camas o donde más te parezca que se necesita un detalle especial.

Para añadir más textura y personalidad a las habitaciones, las piezas desgastadas son elementos muy usados, ya sea en muebles o en artículos decorativos. El mimbre, el barro y la madera, que pueden observarse más oscuras esta temporada, son fundamentales en todo esto.

En muebles, las líneas simples que evocan los ’60 y los ’70 son los que están llenando más los espacios. Así, por ejemplo, vitrinas con perfiles metálicos delgados o sillones simétricos que combinan a la perfección la madera con la tapicería, son algo que no pueden faltar en la sala si la estás (re)decorando.

Los metales siguen siendo preferencia para dar el toque de sofisticación a cualquier rincón, aunque la mayoría de sus elementos tengan un estilo más bien rústico. Solo que este año, el cobre, el bronce y el oro le abren paso al acero negro y a los metales bruñidos para dar un aspecto más industrial.

Otros detalles importantes si quieres que tu casa esté a la moda, es incorporar los estampados de figuras geométricas, no temerle a la explosión de colores, los azulejos comienzan a achicarse nuevamente, el corcho es un elemento que puede estar presente en accesorios o una pared y los respaldos de cama volvieron a ser tapizados y muchos de ellos con botones.

En resumen, este 2017 la tendencia en decoración se enfoca más en conceptos que persiguen lo acogedor, lo eco-green, lo hygge (comodidad, en danés), y el slow design. Atrévete a combinar todo aquello que te gusta, buscando este espacio en tu hogar. Uno que busca plasmar un estilo de vida más relajado y para disfrutar en casa.

Por: Marta Sánchez