Hoy, llega a su fin la Semana de la Moda de París donde pudimos ver las colecciones pret-a-porter otoño-invierno mujer 2018-2019 de las marcas más importantes del mundo.

Si bien los nuevos talentos son los que acapararon la atención en este Fashion Week, uno de los grandes hitos estuvo marcado por el regreso, después de 80 años, de la marca Poiret, la maison que a comienzos del siglo XX liberó a las mujeres del corsé.

Poiret revive de la mano de inversionistas coreanos. El grupo dirigido por Chung Yoo-Kyung, dueño de los grandes almacenes Shinsegae y distribuidor de 30 marcas de lujo en Corea del Sur, adquirió los derechos de Poiret junto con la sociedad Luvanis, especializada en el relanzamiento de marcas de lujo aletargadas. Para llevar a cabo este proyecto, Shinsegae International se ha tomado su tiempo para pulir el plan de relanzamiento acudiendo a un dúo femenino de impacto con Anne Chapelle como CEO y Yiqing Yin al cargo de la dirección artística.

La diseñadora, que presenta su primera colección Poiret en la temporada otoño-invierno 2018-19, ha dirigido las colecciones prêt-à-porter de la casa Léonard desde principios de 2014 hasta finales de 2015. También ha colaborado con otras grandes marcas como Cartier, Guerlain, Hermès, Swarovski y Lancôme.

“Quiero que Poiret sea una casa que narre encuentros y emociones, el territorio de un nuevo lujo contemporáneo situado bajo el símbolo del diálogo con su época. El corazón de mi proyecto es una filosofía sensible de las prendas y cortes, prolongando el trabajo de Paul Poiret quien, a principios del siglo XX, liberó el cuerpo y el espíritu de las mujeres”, explicó en un comunicado.