Con el frío y la llegada del invierno cuesta salir de la casa y hacer ejercicio al aire libre, algo que sin duda resulta perjudicial para la salud, tratándose de Chile, un país donde el 81,3 por ciento de la población es inactiva, con las mujeres a la delantera. Si a esto le sumamos, que somos el segundo país más obeso de Latinoamérica, según la OCDE, nos encontramos con una realidad que no solo perjudica nuestra estética sino también
nuestra salud.

Yasna Navarrete, profesora de Educación Física y personal trainer de Figurella, recomienda diariamente tomar un vaso con agua en ayunas, ducharse con agua tibia antes de comenzar el día y escuchar música alegre antes de cada entrenamiento, esta
rutina diaria te dará ánimo para que te atrevas a ejercitarte en está helada época del año.

Sin duda alguna ejercitarse siempre será la mejor opción para mantenerse en forma y con un cuerpo y mente saludable, por ello te compartimos tres ejercicios que te sacarán de la cama en invierno y te llenarán de calor:

Figurella: Sistema de reducción de medidas que combina tres pasos, 30 minutos de ejercicios localizados en una cápsula térmica a 37° de calor, con 15 minutos de Oxigenoterapia y 15 minutos de Presoterapia secuencial, que produce una significativa aceleración metabólica, frenando el proceso de envejecimiento, reduce adiposidades localizadas, aumenta tonificación muscular, mejora la circulación, evita la retención de líquidos y aumenta endorfinas más bien conocida como la hormona de la felicidad.

BXO Boxing: El boxeo, uno de los deportes más completos y saludables que existen, donde podrás aprender además técnicas de defensa personal. Cada clase es diferente, pero generalmente se van alternando entre ejercicios individuales con saco, en duplas al azar, con entrenadores y entrenamiento libre uno contra uno en el ring. Es un entrenamiento que mejora la fuerza muscular, la capacidad cardiaca y la resistencia física.

Natación: Antes de decir “qué frío”, recuerda que hay piscinas temperadas. Al nadar, mueves todos los músculos de tu cuerpo, es bueno para la espalda, las piernas y los brazos. Con la natación trabajas la resistencia. Una ventaja que nos ofrece es la posibilidad de practicarse a lo largo de todo el año, ya que no es un deporte típico de una estación determinada. Además, puede traerte beneficios como el alivio de dolores e inflamaciones
y mejora la salud de los huesos.