Esta semana queremos destacar a un hombre icono de los 90 que robó más de un suspiro entre las adolescentes de la época. Se trata del guapo y talentoso cantante, guitarrista y principal compositor de la banda grunge Nirvana: Kurt Cobain, que tras el éxito de su segundo álbum Nevermind, fue etiquetado como la banda principal de la Generación X y fue aclamado como el portavoz de una generación.

​Sin embargo, Cobain estaba a menudo incómodo y frustrado, creyendo que su mensaje y su visión artística habían sido malinterpretadas por el público. Durante los últimos años de su vida, Cobain trató de luchar contra la depresión y la adicción a la heroína, pero no lo logró y se quitó la vida el 8 de abril de 1994.