Constanza Cristi Recabarren, Nutricionista U. Mayor. Diplomado Nutrición Clínica Universidad Católica.

Con la llegada del nuevo año escolar y laboral se hace necesario retomar la rutina y es una instancia crucial para generar hábitos de alimentación saludable.

Esto beneficia tanto en la salud como en el rendimiento de los estudiantes, los escolares deberían de contar al menos con 5 comidas diarias que corresponden a desayuno, almuerzo, once, comida y una colación a medio día.

Las colaciones son fundamentales, ya que entregan energía necesaria durante el día, favoreciendo el aprendizaje de los mas pequeños. Estas deberían incluir alimentos tales como frutas y verduras, frutos secos, lácteos, cereales integrales y muy importante no olvidar la hidratación a base de agua la cual se puede saborizar naturalmente con limón , canela, jengibre, pepino, naranja, etc.

Hoy, en nuestro país existen altas tasas de sobrepeso y obesidad, según el último Reporte de Salud de Chile de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), evaluaron que en los próximos años el país podría experimentar un aumento de enfermedades crónicas, tales como: diabetes, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, dislipidemia, entre otras, por el alto nivel de sobrepeso y obesidad infantil.

La prevalencia actual de sobrepeso y obesidad de los niños en Chile es de casi 45% que se debe, principalmente, a un fácil acceso a alimentos poco saludables y al sedentarismo.

Como nutricionista, mi misión es educar a los padres de los mas pequeños en la importancia de una alimentación saludable, el hecho de “premiarlos” con algún alimento rico en calorías, azúcar y grasa les esta haciendo un gran daño, este daño es silencioso porque el niño no se siente mal al comer algunos de esos alimentos, muy por el contrario. Sin embargo, a largo plazo, le podemos estar ocasionando un mal cuando esta situación es reiterativa y cuando generamos el hábito de que comer “cochinadas” es un premio.

Es muy importante que los padres adopten una dieta equilibrada, aumenten su consumo de frutas y verduras, limiten el consumo de alimentos ricos en calorías, grasas y azúcar como por ejemplo las bebidas, golosinas o comida chatarra, debido a que los padres son un gran referente para sus hijos, ellos aprenden de patrones por lo que es muy difícil educar algo sin ponerlo en práctica uno mismo.

Para ayudar en esta tarea, les dejo 4 recetas de snacks fáciles para llevar que pueden preparar incluso en conjunto con sus hijos para que ellos sean parte de todo este proceso.

Galletas de avena sin horno

Ingredientes: 1 taza de harina de avena, ½ taza de avena integral, 2 cucharadas de miel, 2 cucharadas de mantequilla de maní casera.

Preparación:

1. Mezclar en un recipiente la mantequilla de maní con la miel.

2. Luego agregar la avena integral con la harina de avena y comenzamos a mezclar.

3. Debe formarse una masa que sea moldeable con las manos y que no se pegue.

4. Para terminar formar bolitas pequeñas y aplastarlas para darle forma de galletas.

5. Y listo esta preparación no necesita hornear por lo que están listas para llevar.

Tip: 1 porción equivalen a 3 unidades de galletas.

Barritas energéticas

Ingredientes: 200 grs de avena integral, 20 datiles descarozados, 2 puñados de semillas mixtas,1 cda de aceite vegetal.

Preparación

1. Hidratar los dátiles en agua tibia al menos por 30 minutos o hasta que queden blandos y procesar hasta que se forme una crema.

2. Luego en un recipiente mezclar todos los ingredientes hasta que se comiencen a unir.

3. Para armar las barritas poner la mezcla en un reciente rectangular y poner abajo papel de mantequilla para que no se peguen.

4. Aplastar la masa con una cuchara o con las manos , llevar al congelador por 15 minutos para que sea mas fácil de cortar.

5. Cortar en forma de barritas y llevar al horno para que se doren al menos 10 minutos y listo tus barritas.

Tip: si mantienes en el refrigerador pueden durar hasta 5 día por lo que sirven de colación para mas de 1 día. 1 unidad equivale a 1 porción.

Puddín de chía

Ingredientes: 2 cucharadas de semillas de chía, ½ taza de leche de avena, Stevia, Fruta a elección.

Preparación:

1. Mezclar la chía con la leche vegetal la noche anterior y agregar stevia a gusto.

2. Servir en un frasco pequeño poner 1 capa de esta mezcla que queda gelatinosa luego agregar fruta a elección ( recomiendo berries) y así ir formando capas hasta completar el frasco.

Tip: la porción no debe sobrepasar los 200cc, lo que es equivalente a 1 taza aproximadamente.

Trufas saludables

Ingredientes: ½ taza de dátiles descarozados, ½ taza de nueces picadas pequeñas, 1 cucharada sopera de cacao en polvo, 1 cucharadita de esencia de vainilla.

Preparación:

1. Procesar los dátiles con un poco de agua tibia hasta que se forme una pasta.

2. Luego incorporar el resto de los ingredientes y mezclar hasta que se forme una masa pegajosa.

3. Formar bolitas y llevar a refrigerar para que tomen mas consistencia.

Tip: se recomienda que 1 porción sea equivalente a 4 bolitas.