La marca de cosméticos inglesa, LUSH intervino las calles de Santiago con su staff completamente desnudo para crear consciencia sobre el uso indiscriminado del plástico en el mundo. La actividad se llevó a cabo en su tienda ubicada en pleno centro de Santiago, captando la atención de cientos de peatones que transitaron por calle Moneda.

La protesta, que ya ha tenido lugar alrededor de todo el mundo, como Londres, Milán, Ámsterdam y Nueva York, es parte de una campaña mundial que LUSH está iniciando para educar al público sobre la cantidad de desperdicios y contaminación generada por el exceso de empaque de los productos.

El plástico se ha convertido en el principal protagonista de la contaminación y crisis medio ambiental que vive el planeta. La producción global de este material se ha disparado en los últimos 50 años, tanto así que expertos estiman que para el 2020 se usará un 900% más de plástico que en 1980.

Jacqueline Varas, directora de LUSH Chile, comentó: “Muchos de los envases en la industria cosmética son el principal atractivo del producto, lo embellecen, y cumplen el objetivo de aumentar su precio. Este packaging que encanta al consumidor termina en su gran mayoría transformándose en basura que irá directamente a un vertedero o al medio ambiente. Esta intervención es una invitación a nuestros clientes y a la población en general a consumir cosmética de manera consciente.”

Cada año se generan 8.300 millones de toneladas de plástico de las cuales sólo el 9% ha sido reciclado, 12% incinerado y el resto depositados en vertederos o arrojado en el medio ambiente.

La falta de consciencia y educación sobre el daño que este material genera en el ecosistema tiene en la actualidad más de 87.000 toneladas de plásticos flotando en el mar. La isla de basura del Océano Pacífico ya supera el tamaño de Perú, Ecuador y equivale a 3 veces la superficie de Francia. Esta cifra se suma que sólo el 30% del plástico flota mientras que el 70% se deposita en el fondo del mar, donde expertos aseguran que se ha transformado en el 30% de la alimentación marina.

Desde sus orígenes, hace 22 años, la firma inglesa ha sido pionera dentro del mundo cosmético en incentivar el cuidado del medio ambiente creando productos bajo en concepto de belleza consciente. Más del 43% de sus productos son desnudos (libres de envase) y el resto sólo se viste de plástico reciclado, al igual que sus bolsas y sobres de papel reciclado.

Durante años el equipo creativo de LUSH ha trabajado duro para crear productos innovadores que hoy en día posee líneas únicas en el mercado donde podrás encontrar: barras de champú sólidas, acondicionadores, masajes capilares, burbujas, sales y aceites de tina, cremas corporales y acondicionadores de piel, exfoliantes de cuerpo, barras de masaje, todos libres de envases.

Por ello, LUSH invita a todos sus seguidores a sumarse a una #RevoluciónCosmética para preferir productos de belleza que no destruyan el medio ambiente y no generar más basura. Más información en www.lush.cl