Las semanas de la moda terminaron recién con su última estación en París. La inspiración para esta primavera/verano 2019 se dejó ver en las pasarelas con los más variados estilos y colores, pero siempre hay algún común denominador de donde tomar las tendencias y así poder definir en tu clóset qué prendas serán tus favoritas de temporada.

Colores: la tendencia es a la mezcla de colores pasteles, aunque también está bien marcado el negro y el blanco marfil que destacó en Londres.

Formas: En todas las pasarelas se vieron siluetas con la cintura bien marcada, como también el súper volumen en faldas y las mangas de las blusas. Además, se vieron aires de estructuras que juegan con la simetría en los hombros, vestidos con uno solo o chaquetas que los llevan exagerados y geométricos. Lo bueno de esta tendencia es que estas formas también van con la mujer madura, como lo mostró Dolce&Gabbana, cuyo desfile contó con la presencia de Monica Bellucci, entre otras bellas mujeres ya fuera del rango clásico de edad para las pasarelas.

Hippie mega chic: en todas las pasarelas cuando no buscaron estructura, se inclinaron por la inspiración más relajada de los años 60 y 70 superando la idea de Hippie chic, llevándolo a su versión más etérea y femenina, o simplemente bajándole la seriedad al traje como lo hizo SportMax, llevando a sus modelos descalzas.

Futurista: La idea de trajes armados, telas brillantes y estructuras rígidas también se vieron con un aire futurista para looks más atrevidos.

Transparencias y brillo: si estabas en la duda con las transparencias, pues siguen en su boom con telas livianas y suaves colores, y las lentejuelas?… también están permitidas, sobre todo si de dar luz a tu outfit se trata. Las aplicaciones en colores azul, verde y plateado están furor.

Animal print: La verdad que menos de lo que se había presagiado, en las pasarelas se vieron camisetas y tops dentro de una chaqueta blanca y pantalones anchos. Está permitido y es tendencia si lo llevas con sofisticación combinado con algo que le baje la ferocidad.