Porque el verano es quizás cuando más exponemos nuestra piel, es necesario tener claro qué pasos son los necesarios para cuidar nuestro rostro y evitar los problemas causados por la contaminación y el clima, así como prevenir el envejecimiento prematuro. Para eso, consultamos a una reconocida experta.

Mónica Bohmer, cosmetóloga de Medsthetiksiempre explica a sus pacientes que Santiago es una ciudad muy contaminada y seca. Por lo que es necesario limpiar la piel diariamente, si no, ésta se pone opaca, sin brillo y los poros acumulan suciedad, se tapan y agrandan formando comedones o las famosas espinillas. Todo esto favorece el envejecimiento precoz, perdiendo el colágeno y la elastina. Por esto, es necesario optar por hacerse una buena limpieza al finalizar el día, para que la piel se regenere, nutra y oxigene correctamente.  

Para ello Mónica recomienda el ejemplo de  las costumbres coreanas y los productos de dicho país, disponibles en Medsthetik. Corea se caracteriza por sus10 pasos en la rutina de limpieza de sus mujeres, que buscan lucir un aspecto iluminado, sin manchas ni imperfecciones.

¡Toma Nota!

1)      Limpiador de base oleosa: Remueve el maquillaje, las bacterias y sebo del día a día.

2)      Limpiador de base acuosa o gel: Remueve células muertas, polvo y exceso de sudoración.

3)      Exfoliar: 1 o 2 veces a la semana, ayuda a retirar las células muertas de las zonas más problemáticas. Ideal si se utilizan productos con principios activos naturales.

4)      Tonificar: Para retirar lo residuos que hayan quedado, suaviza y humecta la piel, además de equilibrar el Ph. Los tónicos coreanos son suaves y no irritan la piel.

5)      Esencia o Suero: Este paso es el que empieza a realizar la renovación celular, hidratando por horas y aportando beneficios permanentes.

6)      Ampolla: Un líquido más condesado y rico en vitaminas que repara la pérdida de colágeno y elástina de la piel.  

7)      Mascarillas: Ritual infaltable 2 veces a la semana. Se deja actuar 15 a 20 minutos. Los activos de estas son específicos y potentes. Al retirar, importante no limpiar el residuo, aprovechando los principios activos, se masajea suavemente para su absorción final.

8)      Contorno de Ojos: Para reducir bolsas, ojeras y las famosas “pata de gallo”. La zona del contorno de ojos es la zona más fina y frágil del rostro. Es la zona que primero sufre los síntomas de envejecimiento. Se aplica la crema con las yemas de los dedos, suavemente, sin estirar.

9)       Nutrición: Las cremas hidratantes de noche son más nutritivas que las de día. Por la noche, la piel se regenera cómo todos los órganos de nuestro cuerpo. Estas aportan toda el agua perdida y forman una película protectora de la dermis.

10)   Protector solar: De día NUNCA puede faltar el protector solar, idealmente repetirlo 2 a 3 veces por día.

¿Lista para lucir tu piel?