Con cada nueva temporada nos preguntamos qué novedad habrá para cambiar nuestro cabello y así como hay tendencias que permanecen, hay nuevos estilos que se abren espacios este invierno. A continuación, un resumen de lo que se vio y las primicias que llenaron las pasarelas europeas al presentar el Fall/Winter 2018.

Ondas. Las ondas se impusieron en todos los largos de cabellos, desde las más elaboradas, grandes y sensuales como las que presentó Dior en su desfile, hasta las más alocadas y naturales que se vieron en varias galas de pre temporada. La recomendación es, si te gustan las ondas, que mantengas la hidratación ya que el frizz y la sequedad son enemigos de es le look.

Chasquilla. Otra tendencia que vimos repetidas veces en las pasarelas fue la chasquilla, pero no la de niña, ni la que se usó en los 80, más bien un flequillo en capas disparejas, que den marco a tu rostro de manera natural.

Bob. La melena en casco no afloja, es muy versátil y puede usarse con todos los tipos de cabello en distintos largos, dependiendo de la forma de tu cara. La variación del clásico, esta vez, es mantener cierta asimetría en la parte delantera, ya sea el los largos laterales o en el contorno del rostro.

Pixie. Una variación del corte a la garçon, este estilo está entrando con cada vez más fuerza imponiendo los cabellos cortos. La estructura es bien corto en la nuca, pero dejándolo algo más largo a medida que nos acercamos a la cara, de manera de poder peinarlo hacia un lado, hacia atrás o incluso despeinado, como prefieras. Este corte es furor y también está llegando su versión más dura que sería el corte completo (para las más osadas).

Flip Side Hair. Si quieres cambiar de peinado esta la oportunidad, ya que esta tendencia propone sumarle volumen a tu melena y dejar que la partidura que caiga natural hacia un lado. Si naturalmente no te funciona, los expertos recomiendan un poco de laca en la curva interior de la onda para que no se pierda el marco de tu cara.

Moños altos. Siguiendo con la tendencia del volumen, Dolce &Gabbana propuso mantener los largos en un tomate suelto amarrado bien arriba, la estética de la pasarela italiana se basa en un estilo sensual que al momento de soltarlo, no pierda su onda natural ni movimiento.

Colas bajas y wet look. Para las que las ondas no son su fuerte, lo que vimos en Chanel es una solución llena de estilo para este invierno. Se trata de llevar un liso perfecto, con partidura al medio y tomarlo en una cola baja. Si quieres otra opción para los largo lisos, el wet look está de vuelta en una movida más futurista y sencilla, simplemente peinándolo hacia atrás.