Solo una vez al año salen las brujas, fantasmas, monstruos y criaturas a apoderarse de las calles y casas del país. Se aproxima la noche de brujas, momento en que familias y amigos se  disfrazan para pasar una noche terrorífica, pero la falta de luz puede hacer difícil el conseguir buenas fotos para guardar
y compartir.

La mayoría de las situaciones divertidas de Halloween ocurren una vez que el sol se esconde, pero a pesar del desafío puedes obtener resultados increíbles con estos sencillos consejos que nos entregaron los expertos de Canon.

La práctica hace al maestro. Una de las primeras cosas que se debe tener en cuenta, es que no importa si las primeras fotografías no salen perfectas, con técnica y practica podrás ir lentamente eliminando errores.

Olvida el flash. Mucho de lo que define la espeluznante calidad de Halloween tiende a ser la oscuridad, ya sea en interiores o al aire libre. Aunque es un buen momento para utilizar el flash, la recomendación es olvidarlo al menos por un momento y aprovecha aquellos objetos que no se mueven y tienen luz propia, como adornos, velas o luces en las paredes. Estos simples elementos pueden servirte de práctica para ir probando la configuración correcta de tu cámara, siendo la mejor alternativa tener un trípode a mano para aumentar el tiempo de
exposición.

Hágase la luz. Usa las luces artificiales que tengas a mano, como aquellas en las entradas de las casas o las luminarias de la calle, que a pesar de no ser tan intensas, pueden dar una sensación de película de terror como tienes en mente. Cuanto mayor sea el ISO de la cámara, mayor será su sensibilidad a la luz. Para  capturar momentos entre amigos y familiares, o de niños pidiendo dulce o travesura en las calles, una idea muy útil es aumentar el ISO de cámara mientras el atardecer todavía no ha terminado.

Ajustando el ambiente. Disfruta la escena de Halloween, ya sea oscura y espeluznante o linda y juguetona. Un espacio con calabazas talladas es el lugar perfecto para un retrato en familia. Busca detalles en disfraces, decoraciones y otros elementos que ayuden a capturar el espíritu de esta temporada.

Se creativo. Prueba la fotografía en blanco y negro, sepia y otros tipos filtros para obtener un aspecto único en tus imágenes.

Experimenta un nuevo enfoque. Si vas a fotografiar niños o mascotas, colócate a su altura. Esto te mostrará el mundo desde su perspectiva y te abrirá un nuevo campo visual.  Es más probable que puedas sacar buenas fotografías nocturnas cuando aún queda un poco de luz en el cielo, que cuando el sol se ha ocultado por completo y hay más oscuridad, por lo que no esperes hasta que es demasiado tarde para empezar a capturar tus terroríficos recuerdos.

Los consejos para lograr increíbles fotografías de Halloween son simples, los elementos clave son la variedad y la creatividad.