Encontrar tiempo. Esa es la premisa de mucha literatura de autoayuda, relacionada al bienestar personal y mental, pero hay mucho escrito al respecto y una de las propuestas más hablada desde el 2018 se refiere al famoso «Club de las 5 Am» por el título de Robin Sharma donde el experto en liderazgo da ciertas guías para cumplir el objetivo.

Aún así, más allá de dicho libro (porque hay montones), lo cierto es que personajes de éxito a lo largo de la Historia, en todo el mundo, desde Anne Wintour hasta Bill Gates, tienen y han tenido como rutina levantarse temprano, no para adelantar trabajo, sino para cultivarse a si mismos, mantenerse activos y jóvenes mentalmente, hábitos que, junto con con favorecer su actividades, los ayuda a lograr una buena salud de manera integral. Pero, ¿cuáles son las claves para que esto funcione?

Lo primero que tenemos que tener presente es que la voluntad es la primera barrera que debemos vencer.  Linnea Dunne, otra autora en el tema, demostró con evidencia científica en su libro “Good Mornings: Morning Rituals for Wellness, Peace and Purpose” que el reloj circadiano se activa con la luz del sol y así también nuestra química del organismo, lo que hace que cualquier persona esté más activa y absorba mejor el conocimiento en las mañanas. El que algunos sean búhos y otros golondrinas, es sólo cuestión de hábitos. Por lo tanto, siendo posible para todos, es necesario ver la alarma como un desafío positivo.

Con lo anterior claro, luego viene saber qué hacer. Si te preguntabas a qué hora puedo correr, leer, escribir, meditar o cultivar un hobbie, este es el momento, pero no tan rápido. Quienes abogan por el madrugar como estilo de vida, han llegado a la conclusión de que no se trata de agotarse desde más temprano, sino encontrar la medida perfecta para comenzar con más energía y flexibilidad mental. Para eso, Sharma propone la regla del 20/20/20, que serían 20 minutos para ejercitar, 20 para meditar y 20 para estudiar. Según el autor, esta es la medida justa para lograr resultados de primera en nuestras actividades.

No importa qué ejercicio quieras hacer, la clave está en activarte, Anne Wintour parte todas sus mañanas jugando tenis, pero si con este fin prefieres la trotadora de tu casa, también sirve. Luego tienes 20 minutos de reflexión, introspección, silencio mental, meditación o clama reflexiva, para terminar este espacio con 20 minutos para aprovechar de cultivarte en algún aspecto, terminar tu puzzle, leer alguna biografía de interés, leer la prensa (como lo hacía Karl Lagerfield), actualizar tus conocimientos…etc. Todo esto SIN CELULAR, sin mails ni notificaciones. Verás cómo se intensifica tu sensación de logro cada día y además estarás avanzando en crecer personalmente para aplicarlo en tu actividad laboral.

Consejos prácticos: Acuéstate temprano, si te levantas a las 5 am, no pretendas estar en pie hasta la madrugada, vete a dormir no más allá de las 10 pm. También considera que cambiar de hábitos implica reorganizar toda la agenda, ayúdate en esta tarea, mientras avances en los logros de madrugar, adecua el resto de las actividades según te vaya conviniendo, quizás comer más temprano o dejar lista tu ropa la noche anterior, lo que estimes necesario, hazlo y, por último, ten un despertador con alarma que no sea tu celular, así evita la posibilidad de quedarte pegado en alguna red social y perder el tiempo que haz dedicado con esfuerzo solo para ti.