El contexto actual ha hecho que la limpieza de nuestras casas cobre más relevancia que nunca. Esto, sumado al hecho que la cocina es probablemente el lugar más usado y transitado durante el día en la mayoría de los hogares, hace que la higiene de este lugar sea uno de los puntos más importantes en cuanto a aseo.

En Stampa Magazine conversamos con los expertos de WINIA, marca coreana de electrodomésticos recientemente llegada al país, quienes nos entregaron unos simples, pero muy importantes consejos para mantener nuestras cocinas impecables y como nuevas.

Refrigerador: Los tiempos de limpieza pueden variar dependiendo de los modelos, por lo que es importante leer las instrucciones del fabricante, pero como regla general, limpiarlos unas dos o tres veces al año con agua tibia, jabón y bicarbonato o simplemente agua y jabón. Muchas veces es mejor no utilizar limpiadores abrasivos. Los alimentos fermentados como el chucrut, el famoso yogurt de pajaritos o el cada vez más popular kimchi coreano están en boga y han comenzado a aparecer refrigeradores especiales para mantenerlos a temperatura y oxigenación muy controladas para evitar que se descompongan y emanen olores molestos. 

El paño de cocina: Probablemente una de las herramientas más ocupadas de la cocina, sino de la casa por completo, el paño de cocina es uno de los puntos clave en cuanto a limpieza. Un estudio que analizó estos estropajos encontró enormes cantidades de bacterias en estos utensilios[1]. ¿Cómo limpiarlos de la mejor manera? La recomendación es a reemplazarlos seguido, cada semana de ser posible.  

Superficies y piso: Para manchas en los muebles de cocina es posible limpiarlos con agua y vinagre y verter la mezcla en un atomizador o aerosol y limpiar el exceso con un paño limpio. Para algunas superficies de diferentes materiales, se puede reemplazar el vinagre por bicarbonato. En tiempos de pandemia donde la desinfección es más importante que nunca, podemos limpiar los pisos con una solución de agua y cloro y trapear. Es importante dejar ventilar después de este proceso para que el olor no sea tan fuerte. 

Cocina a gas: Primero lo primero. Asegurarse que esté apagada. Para limpiar de la mejor manera quemadores y rejillas se deben dejar remojando en agua con lavaplatos y frotar con un cepillo de aluminio o una virutilla. En caso de que estén muy sucios debido a mucho uso, el proceso es el mismo, pero agregando agua caliente y vinagre. 

Tabla de cortar: Las tablas para picar alimentos que utilizamos a diario son otro de los puntos importantes de mantener higienizadas. Estas muchas veces tienen contacto con alimentos crudos como pescados o carnes de diferentes tipos. Cada vez que sea utilizada debe lavarse con agua caliente y secarla bien, preferentemente con papel de cocina. Para una limpieza más a fondo se recomienda utilizar vinagre o bicarbonato.

Con estos consejos de WINIA tu cocina quedará reluciente e higienizada para poder utilizarla para compartir con los más queridos en el día a día.