Si de reinventarse se trata, María José Moreno (@josemorenolavin) lo sabe bien y es un ejemplo viviente. En plena época universitaria su padre se quedó sin trabajo y para juntar dinero entró de tripulante a Latam, pero ahí, de sorpresa, se le abrieron las puertas del maquillaje, formalizó su estudio en el tema y se dedicó en forma paralela a lo que ahora es su pasión.

Hoy María José maquilla para producciones de importantes marcas de moda, revistas y famosos nacionales, logrando así lo que más le gusta: enseñar el autocuidado para que todas nos sintamos lindas.

En Stampa Magazine tuvimos la oportunidad de conocer un poco más de ella y esto fue lo que nos contó…..

¿En un contexto negativo cómo encontraste la motivación para seguir adelante?

En ese momento de mi vida sólo quería terminar mi carrera, necesitaba juntar plata y no tenía estudios ni nada y me dije “qué hago”. Tenía 20 años, era chica, no sabía hacer mucho y justo en Latam necesitaban gente porque estaban abriendo la ruta Milán diaria, entonces necesitaban 13 tripulantes más todos los días y estaban haciendo muchos cursos. Postulé, quedé y fue todo muy rápido; dos meses de curso, entré a volar y ahí estaba feliz con mi independencia. Mi motivación era no quedarme frenada, dije “si me quedo aquí lamentándome de que no puedo terminar mi carrera, me voy a estancar y esa era mi motivación, ser independiente y si nadie me quiere ayudar, tengo que hacerlo sola. Me motivaba a mi misma.

Cambiar el rumbo no es fácil, ¿cuáles serían en tu experiencia las claves para reinventarse?

La clave para reinventarse es no quedarse pegado en lo que te pasó. Cuando uno se reinventa es porque algo cambió y uno no puede seguir haciendo lo mismo. Si te quedas pegado no avanzas y todo se hace peor, hay que impulsar el movimiento.

¿Por qué el maquillaje y cómo llegaste a él?

Cuando entras a Latam tienes que saber maquillarte rápido y bien, te evalúan constantemente las uñas, el pelo, el maquillaje, el peinado. Todo tiene que estar perfecto y yo no le pegaba para nada, ya que en mi vida me había maquillado, vengo de una familia súper conservadora, soy la sobrina de Joaquín Lavín… todos muy Opus Dei, súper sobrios, nadie se maquilla, era un mundo desconocido para mi, para una fiesta con suerte me echaba máscara de pestañas y rouge. Empecé como autodidacta, un par de clases de automaquillaje con profesionales, aprendí y me relajaba maquillar. De a poco empecé a hacerme cosas más entretenidas, peinados distintos y mis compañeras me pedían que las arreglara. Me di cuenta que me encantaba ver cómo se sentían cuando se veían bonitas, cómo les subía el autoestima estar maquilladas bien, era como enseñar el autocuidado y el autoquererse, regalonearse.

Ya tienes más de 10 mil seguidores, ¿qué significan para ti las redes sociales? ¿Cuál crees es el real aporte?

Para mis las redes sociales significan compartir datos, conversar, conocer gente que jamás conocería si no fuera por ese medio. Son un relajo, donde encuentro cosas que me gustan, de otro modo quizás no podría ver el trabajo de una maquilladora en Dubai, por ejemplo, entonces el aporte es que achican el mundo y todos podemos estar conectados con estas plataformas.

Eres madre, emprendedora y en cuarentena… ¿cómo has conjugado todo, algún consejo?

Ha sido difícil, sobre todo porque cuesta subir contenido a las redes porque estamos solos, sin ayuda en la casa, el tiempo es escaso y hay mil cosas que hacer en el día a día. Con la Rosarito además y sus necesidades, es difícil conjugar todo. Pero si uno se organiza se puede, por ejemplo, trato una vez a la semana de grabar un video para subir al feed, recurro también a fotos antiguas… mi consejo es la organización y dedicarle, aunque sea poco tiempo a lo que a uno le gusta, si a mi me relaja hacer un tutorial, poder darme el tiempo de hacerlo.

Preguntas Rápidas
2 errores típicos al automaquillarse: No elegir el tono de base correcta, la piel va cambiando en verano e invierno. Recomiendo gotitas aclarantes u oscurecedoras para la base porque uno no tiene la misma piel durante todo el año, ni todos los días. Y también, otro típico error es olvidarse del cuello, la base hay que ponerla en toda la zona, si no se ve raro.

¿Qué colores estarán de tendencia esta temporada? Los colores nude y están de moda los foxy eyes, técnica que alarga el ojo en la parte del lagrimal. Es como lo mismo que el cat eye, que hacíamos antes, pero ahora también definimos el lagrimal. También pieles con brillo, ya no mate, sino jugosas, rosadas y bien cuidadas.

Tip embellecedor rápido: Desinflamar el rostro con un cubito de hielo recubierto para no quemarse y masajear. Tiene efecto flash anti fatiga. También se puede hacer con una cuchara que hayamos dejado en el refrigerador y pasarla por el rostro masajeando.

Infaltable en tu bolso: Bloqueador en spray factor 50 para retocarlo durante el día, no sirve solo echarse en la mañana, y agua termal para mantener la piel hidratada.

¿Qué sombrero serías? Uno ala grande, ¡el de Stampa magazine!

Ser mujer: Pasión pura.