Martina Petric es una mujer decidida, con carácter y aún así discreta, no hace alarde de sus logros, más bien, prefiere que ellos hablen por sí solos. Es una de las promesas musicales de Chile y su voz la llevó al programa The Voice donde destacó con creces, pero su historia no parte ahí, esta cantante tiene trayectoria de aprendizajes de sobra para un carrera prometedora que comenzó con fuerza y esperamos no se detenga.
Ad-portas del lanzamiento en vivo de su disco Velvet (que te mostramos un track al final de esta entrevista), Martina se dio el tiempo para contarnos de su vida en la música, los desafíos de ser artista, sus proyectos y también lo que la inspira. Conócela un poco más a continuación.
¿Cuándo decidiste que tu pasión, la música, dejaría de ser hobby para ser tu futuro?

A los 18 años me vine a vivir a Santiago, porque quería tomar clases de canto. En ese entonces ya venía componiendo hace tiempo, tenía una banda con amigos, pero no estaba realmente segura de que iba a ser una profesión como lo es ahora. 
Creo que fue el 2013, cuando grabé un disco por primera vez, cuando me sentí realmente preparada para enfrentar la carrera de cantante y compositora derechamente. Comencé a dar clases de canto y a componer muchas canciones, las que ahora son parte de mi nuevo disco solista Velvet. 
Es difícil decidirse y meterse de lleno en algo que parte más bien incierto, pero es demasiado satisfactorio mirar hacia atrás y darte cuenta de que armaste un proyecto con un equipo de personas, encontraste una manera de sobrepasar todos los obstáculos. 
El hecho de comenzar como solista me abrió los ojos para darme cuenta de todo lo que quería y tenía que mostrar, y de que no tenía que dejar de lado lo que realmente quería musicalmente para profesionalizarme.
¿Cómo crees que ha cambiado el rubro musical en Chile en los últimos años, dónde está la principal dificultad para el músico nacional?
Creo que, a pesar de haber más espacios para tocar y más convocatorias, la dificultad en Chile es que a los artistas emergentes se les cierran harto las puertas, sobre todo en medios de prensa y radios. Me pasa mucho que tengo que insistir, que tengo que usar el comodín de que salí en TV hace unos años para que consideren más interesante la propuesta, o también lo de la TV es un obstáculo para otros, porque está mal visto, etc. Finalmente, te dejan muy al margen porque sí o porque no y simplemente, hay que saber dónde llegar y qué es lo que realmente quieres como músico; hay que perseverar y que tu trabajo sea el que hable por ti y quienes lo aprecien van a darte una mano.

Estuviste en The Voice y también has trabajado en formato banda y duo antes de ser solista… ¿Qué lección sacas de todas esas experiencias? ¿Alguna anécdota puntual que te haya marcado?
El hecho de haber tenido bandas me enseñó mucho. Desde liderar un equipo hasta enfrentar frustraciones muy grandes, ya que no todos comparten tu mismo sueño, entonces muchas veces me sentía sola, haciendo todo yo y empujando al resto. La TV me enseñó a perder un poco el miedo y el pudor y a soportar niveles de estrés en una producción tan grande como lo era el programa. Nunca me sentí muy cómoda en todo caso, no era mi lugar y jamás pensé que me iría bien en la competencia, solo quería que mi música llegara a más gente. Lo que sí logré, estando en The Voice, fue darme cuenta que me quería convertir en solista y empezar a trabajar en mis maquetas que nunca quise mostrar antes. Sentí la seguridad de que mi voz no tenía que ser transformada y que mis composiciones estaban bien tal cual eran.

Muchos hacen música, ¿cuál crees es tu sello diferenciador?
No sé si tengo un sello diferenciador del resto de los compositores. Lo que sí sé es lo que puedo entregar, y que entregaré siempre, que es la honestidad y la transparencia al componer y escribir las canciones. Jamás he hecho algo porque sea comercial, jamás me he vendido de alguna forma para obtener más reproducciones, jamás he querido perder mi esencia, porque si se pierde eso, ya dejas de ser artista.

Sacaste un nuevo disco, Velvet, ¿cuál fue la inspiración detrás de este?
Velvet es un disco de pura inspiración e introspección. Hay canciones muy antiguas y otras más nuevas; hay muchas historias detrás, muchas emociones y nostalgia. Es un disco que me muestra como soy y que no esconde nada. Muchas situaciones me inspiraron para hacer las canciones y siempre que las escuchaba, luego de un tiempo, me daba cuenta de que habían sido conversaciones conmigo misma, que me dije lo que estaba pasando en ese minuto sin siquiera darme cuenta. Siempre pienso que la “Martina del futuro” escribe las letras y la del presente no tiene idea qué significan (ríe).

Crear y darse a conocer es un proceso complejo, sobre todo en música, ¿qué consejo le darías a todas quienes están a punto de dar el paso para dedicarse a su pasión, pero no se atreven?
Mi consejo es el mismo que me dijo mi madre desde el comienzo: “Hazlo con pasión. Tírate a la piscina, porque después de tirarse nada malo va a pasar, sólo vas a perder el miedo”. 
Eso me dio valor para atreverme y tomar riesgos. Lo más importante para empezar es ser perseverante, no quedarse en la mediocridad y siempre ser apasionada y fiel con una misma. También hay que saber que el sueño tuyo no es el mismo de los demás y entender que te vas a frustrar, vas a llorar y a enojarte, pero lo más lindo de eso es que vas a ser mucho más fuerte y después vas a saber exactamente lo que tienes que hacer.

¿Qué valor le das a las redes sociales?

Me encantaría que no tuvieran tanto valor como lo tienen ahora, porque reflejan una parte muy pequeña de lo que una en realidad es. Pero, creo que el plus es que podemos mostrarnos como queramos; podemos hacer una canción y al otro día subirla a todos lados, eso no existía antes y el acceso a la música y al arte creo que siempre es bueno, siempre y cuando estemos libres de tanto prejuicio e inseguridades. Creo que es un arma de doble filo.
Proyectos 2018 y ¡dónde te encontramos!
Ahora se viene el lanzamiento en vivo de mi disco el 19 de octubre en el Anfiteatro Bellas Artes, en Santiago. Luego de eso haremos una pequeña gira por Chile y Perú. Y la sorpresa es que se viene un cuarto single con videoclip y con una historia romántica hermosa.
Preguntas rápidasTip creativo: Grabar todas las ideas en las notas de audio del teléfono (sin importar donde estés).
Infaltable en tu closet: Mis bototos caterpillar
Disco setentero favorito: The Dark Side of the Moon de Pink Floyd
Define una buena canción: Que te ponga la piel de gallina
Ser mujer: Intenso y valiente.