Si hay que hablar de Moda podemos referirnos a distintas ciudades ícono, pero lo cierto es que la pasarela de Milán se caracteriza por su potencia. Marca la pauta si de elegancia vanguardista queremos hablar.

Hace algunos días se realizó en esa concurrida ciudad la Semana de la Moda Hombre otoño/invierno 2017 y las Casas italianas, como siempre, se lucieron en presentaciones fuera de lo habitual. Esta vez por dos cosas: la primera es que como nunca antes, en la semana masculina,  también desfilaron mujeres, dándole un sentido más completo a las colecciones. Lo segundo, fue la sorpresa de Dolce & Gabbana al poner en su pasarela a blogueros e influencers, haciendo una declarada invitación al mundo milennial.

¿Algunos tips de temporada? Sí, hay una fuerte influencia por el vestir más clásico, lógicamente en una forma reversionada, pero sí vemos el retorno del traje, la corbata y sobre todo, los abrigos largos y más bien holgados. También algunos aires militares pero son bastante sutiles. En colores, con los clásicos negro y beige, vuelve el burdeo, el verde, los grises y casi toda la gamas de azules, también es protagonista el blanco.

Para los más deportivos Ermenegildo Zegna propuso una sobriedad cómoda y bastante menos seria que en colecciones anteriores, pantalones anchos, zapatillas en un estilo más cotidiano.

Armani fue uno de los más esperados y mostró una figura bastante masculina, con guiños algo retro a los pantalones anchos de vestir de tiro alto, chaquetas, y trajes completos. Destacaron las bufandas cruzadas (con mangas) y los abrigos clásicos, como también las solapas y cuellos tipo fumoir. Para ellas destacó un look de zapatos planos, pantalón de vestir y abrigos holgados.

Versace, como siempre, se fue al futuro y presento telas metalizadas, dentro de la misma estética formal/cotidiano que es tendencia.

Gabbana se llevó las luces al presentar su colección DG Prince, donde la sensación fue más juvenil (no por eso adolescente), mostrando prendas en que la figura masculina es más estrecha, destacando las chaquetas y para mujeres propuso una estética inspirada en la lencería. Aplaudida fue la participación del bloguero español Pelayo Díaz como modelo.