Que con los años se va perdiendo la libido, no es necesariamente cierto. Así lo demostró el estudio realizado por la empresa creadora de la App Natural Cycles, que se especializa en fertilidad y métodos anticonceptivos naturales. Se encuestaron a 2600 mujeres, dividiéndolas en grupos según su edad y preguntaron sobre su satisfacción sexual, la atracción hacia su pareja y la frecuencia de sus orgasmos. Para eso se formaron tres grupos: menores de 23 años, de 23 a 26 años y mayores de 36 años.

¿Qué se obtuvo como resultados? Las mujeres de 36 años confesaron tener más orgasmos que el resto y el 86% de ellas aseguró que había disfrutado mucho sexualmente durante el último mes. De igual forma, aunque no tan satisfechas, el 76% de las encuestadas de 23-35 años confirmaron lo mismo que el grupo anterior, sin embargo, el 56% de las menores de 22 tuvieron buenas relaciones sexuales en el periodo. La respuesta que fue igual para todas fue sobre la duración del encuentro sexual, ya que el 33% del total de las mujeres confesaron que sienten que el sexo no dura lo suficiente.

Respecto de los resultados, la gerente de la aplicación que realizó el estudio, Amanda Bobbier, no se mostró sorprendida ya que “con el paso de los años, conoces mejor tu cuerpo por lo que la vida sexual es más placentera y se tiene más confianza en tu persona”, aseguró.

Si hacemos un comparativo, desde los años 90 a a fecha, las cifras de anorgasmia o de falta de interés sexual en las mujeres eran mucho mayores, tanto así que en un estudio de la época mostraba que el 50% de las mujeres adultas latinoamericanas no tenían orgasmos y que no lo veían como algo necesario. La recomendación, en ese entonces, estaba enfocada en fomentar la comunicación de la pareja y así perder los miedos asociados a asumir roles (socialmente impuestos) dentro de la cama, los que muchas veces no iban con los deseos o sueños de cada cual. Hoy, tanto en encuestas europeas como latinoamericanas el foco está en el autoconocimiento y en la aceptación del propio cuerpo (e identidad) para poder disfrutar de una sexualidad plena con nuestra pareja, lo que nos lleva a confiar en los resultados mencionados que a mayor edad, mejores orgasmos.

Aún así, al ser mayores hay otras situaciones externas que pueden afectarnos, como los niños, exceso de trabajo, problemas físicos o de salud, preocupaciones familiares, etc., por eso te dejamos algunas recomendaciones para que nada te prive de tu gran O.

1- Deja fuera el celular: La idea es no distraerse ni pensar en los pendientes… ¡Mucho menos en ese mensaje que llegó de tu oficina! Para lograr tener la mente en paz y disfrutar, elimina este principal distractor por un momento.

2-Mantente en forma: No estamos hablando de tu físico, sino del estado anímico que produce estar activos. Además, una cosa lleva a la otra, al estar enérgicos y sanos, la autoestima también mejora… es un círculo virtuoso.

3-Genera la atmósfera: Este punto es muy importante y no necesitas nada estrafalario. Basta un momento de privacidad y el lenguaje no verbal hace mucho, miradas, abrazos, besos y aunque te de vergüenza, rómpela preparando quizás un atuendo o ropa interior que te guste. No, no es un cliché, es una forma de mover nuestras barreras y avanzar en la confianza y complicidad con nuestra pareja, además, puede dar un toque distinto a la situación. Despierta el erotismo y permítanse el sentido del humor.

4-Habla con tu pareja: No te calles, di lo que quieres, lo que te gusta y demuéstralo. La sexualidad es un momento para disfrutar sin miedos ni obligación. Si quieres probar algo, convérsalo, si estás teniendo alguna necesidad especial (producto de alguna operación, por ejemplo), háblalo. Recuerda, también es válido decir que no, respetar tus tiempos también te hará disfrutar más a la hora de hacerlo.

5-No finjas: Es mejor tener que esperar a fingir, ya que al hacerlo, no quedan resultas tus necesidades y tu pareja no aprenderá a satisfacerte. Fingir es el peor negocio en pareja.

6-Hazlo: Quita las excusas de tu cabeza y déjate llevar. Si es solo pereza, verás que rápidamente empiezas a disfrutar. Rompe la rutina.

7-Recuerda que no todo es el coito en sí mismo: no todas llegamos al orgasmo de la misma manera, no estandarices y conócete. Descubre qué te excita más, caricias, besos en distintas y tal vez inesperadas zonas de tu cuerpo.

8-Lo espontáneo es tan válido como la preparación: Seguramente hay niños en tu casa y para disfrutar con tu pareja necesitarás tener todo planeado, ya sea en casa o quizás piensas en alguna escapada de fin de semana, pero no te sobre exijas, todo es válido, como también lo es aprovechar el momento y aplicar lo aprendido, sin importar si este se dio en la cocina o en el sofá de tu escritorio. Lo importante es sentir que tu confianza en ti misma y la complicidad con tu pareja te hace capaz de disfrutar plenamente.