Columna-francisca-guevara-1-150x150@franguevaraj

Ya estamos en septiembre y es hora de pensar en el verano y los cuidados que tenemos que tener para llegar en nuestro mejor estado a las vacaciones. Alimentación, deporte, tratamientos de belleza, cremas. Muchos son los ítems que tenemos que tener en cuenta si queremos lucir un cuerpo y piel radiantes.

Partamos por la alimentación. Si queremos tener resultados habrá que tener cuidado con lo que comamos. Para mí las dietas no funcionan, tienen efecto rebote y al final lo único que provocan es que una ande mal genio por pasar hambre. Aquí lo importante es aprender a comer y de manera saludable. Para esto, existen alimentos claves que tienen pocas calorías y que serán buenos aliados como la quinoa, tomate, pepino, brócoli, espinacas, té verde, manzana, arándanos, cereales integrales, jamón de pavo, etc. En el caso de las proteínas las mejores serán el pavo y el pollo.

Ahora a motivarse con el deporte. Si bien los especialistas dicen que para tener una buena figura el 70% corresponde a lo que comemos y el 30% a la actividad física, este punto no debe dejarse de lado. Queremos estar flacas pero tonificadas ¿cierto? Por lo menos yo sí. Para esto es necesario que le dediquemos por lo menos tres veces a la semana a este ítem alternando actividad cardiovascular con pesas, así lograremos quemar grasas, pero a la vez generar musculatura, lo que nos hará ver más sanas y en forma.

Y si hablamos de cremas que nos pueden ayudar en esta operación bikini, no podemos dejar de lado aquellas reductoras, reafirmantes o anticelulíticas. Serán el complemento perfecto a todo lo nombrado anteriormente.

Pero si necesitamos un poco más de ayuda, complementar el deporte con un buen tratamiento de belleza también es una excelente opción. La ultracavitación, yesoterapia, masajes reductivos y reafirmantes son algunas de las opciones accesibles que nos pueden ayudar a llegar a nuestra meta más rápido y con resultados comprobados.

Ahora sólo falta poner en marcha todos los datos anteriores, ordenar nuestras comidas, sacar del fondo del closet la ropa deportiva y tomar cartas en el asunto ya que aún nos queda tiempo para lucir nuestro cuerpo en bikini o traje de baño.

¡Buena Suerte!

Volver a la página principal