Bajas temperaturas, viento frío, sistemas de calefacción, duchas calientes, y más capas de ropa, ¿qué tienen en común? Todos son factores que quitan humedad y dañan nuestra piel.

En esta época, muchas son las personas que sufren de piel reseca y enrojecida debido a las bajas temperaturas, por lo que es muy importante informarnos sobre los métodos de prevención de la sequedad extrema de la piel.

Es por este motivo que en Stampa Magazine hablamos con Daniel Cristi, representante de Kiss My Face en Chile, expertos y pioneros en el mundo al imponer el respecto animal en la producción de productos para la piel, quien nos entregó unos tips infalibles que nos permitirán cuidar nuestro cuerpo durante este crudo invierno.

1-Si quieres ir un paso adelante y evitar efectos como la picazón, alergias y resecamiento, debes mantenerte hidratada durante todo el año, sobre todo en las zonas expuestas de nuestro cuerpo, tales como manos, cara, cuello y labios. Este acto, agrega una capa protectora, asegurando que el frío y los fuertes vientos del invierno no quiten la humedad de la piel.

2-Si el ambiente se torna seco en tu oficina o casa porque utilizan aire caliente como método de calefacción, tener algo de humedad mediante el funcionamiento de un humidificador es indispensable.

3-La mayoría de la gente piensa que solo necesitamos beber una buena cantidad de agua en los meses de verano, sin embargo, no es así, también se debe ingerir mucha agua en invierno, debido a que la piel lo necesita para poder hidratarse.

4-Protege tus manos: la piel de esta zona del cuerpo es más delgada que en otras partes, ya que tiene menos glándulas de aceite, lo que significa que es más difícil mantener las manos húmedas. Una buena solución es usar guantes cuando estés en la calle y lavar tus manos con jabón de oliva o con leche de coco que hidrata y entrega suavidad.

5-La protección solar no es solo para el verano, pues el sol en esta época del año también puede dañar nuestra piel, especialmente si disfrutas de la nieve en la montaña. Aplica un protector solar de amplio espectro en tu cara unos 30 minutos antes de cualquier actividad deportiva de invierno.

6-Baño tibio: por si no lo sabías, el calor de una ducha caliente es realmente dañina, debido a que rompe las barreras de lípidos provocando la pérdida de humedad, por lo que la recomendación es mantener la temperatura tibia. También puedes agregar avena, esto alivia la piel seca.

7-¡Hidrata! Junto con el consumo de agua, debes lograr la hidratación de tu piel con productos adecuados para ello. Los jabones en barra, tienen la fama de resecar tu piel, pero si usas un jabón con los ingredientes necesarios puedes lograr esta hidratación. Un ejemplo son los jabones en barra con leche de coco o aceite de oliva que son increíbles para la piel y ayudan a la hidratación de cuerpo, manos y rostro.

8-Y por último, pero no menos importante, utiliza productos para la piel, naturalmente eficaces sin químicos fuertes, ¡notarás la diferencia!