Tener las pestañas largas, fuertes y lindas es lo que cualquier mujer querría, pero no todas lo consiguen. Hoy existen productos a la venta para tratarlas e incluso hacerlas crecer, pero ¿sabías que con productos naturales que tienes en casa podrías lograr los mismos resultados?

En Stampa Magazine queremos darte otras opciones para que no gastes plata demás y puedas fabricar tu propio tratamiento de pestañas.

Aceite de Coco

Éste aceite debido a sus ácidos grasos y vitamina E es genial para el crecimiento y fortalecimiento de las pestañas y también es un gran hidratante. Se puede aplicar de día o de noche, pero si es de día, lo recomendable es no exponerse al sol.

Té Verde

El té verde repara y limpia en profundidad, fomentando el crecimiento de las pestañas por ser un gran antioxidante. Puedes aplicarlo en tus pestañas durante la noche con un algodón húmedo, dejándolo reposar de 15 a 20 minutos sobre tus ojos. También ayudará a relajar y refrescar el contorno de tus ojos, recogiendo al mismo tiempo los residuos de maquillaje.

Aceite de Oliva

El aceite extravirgen de oliva es un gran hidratante, tanto para la piel como para nuestras pestañas, porque aunque no lo creas, la máscara de pestañas las reseca mucho. Manten hidratadas tus pestañas aplicando en las noches con un cepillo el aceite, de abajo hacia arriba. 

Té de Manzanilla

Acá es importante que el té lo hagas tú y no uses el de bolsas. Debes poner a hervir la flor de manzanilla, y cuando éste listo el té, lo usarás por las noches, debes lavarte la cara antes de aplicarlo. Este té va a servir para nutrir las pestañas, las hará más fuertes y lucirán espectaculares. 

Fuente: Mujer de 10