Probablemente todos los profesionales conocen qué es y para qué sirve Microsoft Excel, conocida también como hoja de cálculo, pero ¿te habías planteado que existen poderosos motivos para aprender a usarlo con un cierto nivel de profundidad?

Un estudio realizado en septiembre de 2017 por las compañías norteamericanas Capital One y Burning Glass Technologies, reveló que las habilidades certificadas de Excel aumentan la probabilidad de ascender dentro de la compañía e incrementan el sueldo en un promedio del 12%.

“Saber Excel es algo muy solicitado hoy en día en el mundo laboral. Es una herramienta muy versátil en diversas tareas, no sólo de cálculo, sino de tratamiento de datos y para relacionarse con grandes aplicaciones de empresa como el conocido SAP. En muchas ofertas de trabajo se requiere, no un nivel básico o medio de Excel, sino mayor competitividad”, comenta Alex Hanke, Gerente General de The Ninja Company, empresa chilena dedicada al desarrollo de cursos Excel online a través de una nueva tecnología que busca revolucionar la forma en que se aprende.

A continuación, te dejamos las principales profesiones en las que, según el experto, Excel es imprescindible:

– Contador, auditor y especialistas en estimación de costos: Podríamos decir que el programa está hecho para ellos. Excel, a través de sus hojas de cálculo, imita la forma del tradicional libro de contabilidad, el que está destinado para resultados, balances y declaraciones de impuestos, acciones principales que realizan estos profesionales. Además, el programa sirve para ingresar todas las variables relevantes y con éstas calcular referencias que ayudarán en la creación de un buen presupuesto.

– Analistas de negocios, administración y mercado: Estos son los profesionales que ayudan a sus empresas a tomar decisiones comerciales bien informadas, a través de estudios de mercado o proyecciones sobre rentabilidad. “Dentro de las herramientas que ofrece Excel, se encuentra el PowerPivot, la que fue diseñada con el fin de organizar y analizar grandes cantidades de datos, lo que ayuda a tener una visión más amplia e inteligente del mercado”, señala Hanke.

– Analistas financieros, banqueros e inversores: “Excel es el programa más usado entre los profesionales enfocados al dinero, ya sean inversiones, hipotecas, préstamos, etc., por lo que las herramientas para organizar y rastrear el efectivo que entrega el programa son muy útiles para que la empresa mejore sus inversiones”, asegura el experto de la empresa The Ninja Company (www.ninjacompany.co).

– Asistentes administrativos y empleados de oficina: En esta categoría se incluye a secretarios, oficinistas y personal de administración. “Para las actividades administrativas, como preparar informes, administrar registros, organizar documentos o programar citas, Excel es una herramienta fundamental para el desarrollo exitoso de estas acciones”, afirma Hanke.

– Gerentes de proyectos, coordinadores de proyectos y gerentes de construcción: Excel es una importante herramienta para gestionar diversas tareas con escasa antelación, las que se dan especialmente en campos como la industria TI o la construcción.

– Gerentes de ventas, marketing, capacitación y administración: “El marketing y las ventas obligan a conocer y comprender este software, así como también la planificación de recursos, la programación de eventos o la formación, para un mejor desarrollo de la organización”, sostiene el gerente general de la empresa experta en Excel.

– Educadores y profesores: Debido a su formato de casillas y celdas, el software de Microsoft sirve para organizar lecciones, hacer un seguimiento de los alumnos o rastrear información relevante.

– Trabajo autónomo y freelance: Excel es fundamental para los profesionales que trabajan desde sus hogares, ya que gracias a él pueden organizar sus facturas, llevar la contabilidad, recibir diversos proyectos o planificar sus deadlines.

Estas son las principales profesiones en las que se necesita este programa, pero se recomienda que se ocupe en todo ámbito. “Al utilizar Excel no sólo están optimizando las tareas que requiere su profesión para un mejoramiento productivo de la empresa, sino que también están organizando sus vidas”, concluye Hanke.