Por: Michelle Pollmann. Psicóloga Clínica, Magister en psicodiagnóstico e intervención terapéuticas, postítulo en Psicoterapia Psicoanalítica y Directora de Centro de Atención Integral Al Alma en Santiago de Chile.

Cuando termina el año es natural cuestionar y hacerse preguntas, cuestionar la relación, poner en duda el compromiso, etc. Lo malo es que es un período en que esas preguntas aparecen todas juntas y no siempre tenemos respuestas. La verdad es que si existiera una especie de test de embarazo que nos dijera si estamos enamorados o no, tal vez la mitad de ellas se responderían solas. Pero como el amor es así de incierto, debemos aprender a vivir con preguntas sin responder.

De todas formas, sea cual sea el caso, estés o no con pareja y si lo estás, estés bien o estén mal, me gustaría comentarles de algunos rituales para hacer el primer día del año y empezar enfocadas. Rituales que no están comprobados por nadie, pero, que al menos a mí, me hacen sentido. Es un mix de algunos que he escuchado, otros leídos y otros inventados por mí.

Para quienes están acompañados y no están pasando por un buen momento les recomiendo que puedan escribir en un papel, 5 razones por las que sigo amando a mi pareja y en otro papel 5 cosas que ustedes podrían mejorar para que la relación fluya mejor, escribir algo así como “me prometo que tendré más paciencia cuando mi pareja no ha hecho lo que le he pedido”. Deben estar escrito en dos papeles distintos y ambos quemarlos a las 12 de la noche, primero leer uno aunque sea en voz baja y quemarlo, luego el otro. La pareja no lee lo que uno escribe, es simplemente una manera de decretar lo que está en tu cabeza.

Para quienes están en pareja y sienten que están bien, les recomiendo esta actividad para que siga floreciendo el amor entre ambos. Dejen un cuarzo rosado en un florero o bowl de vidrio con agua durante toda la noche anterior, y cada uno escribe en un papel 2 cosas de las que se enamoró de su pareja y que aún siguen intactas y meten su papel al agua junto con una flor. Al día siguiente entierran la flor junto con los papeles un en macetero o jardín y el agua se la toman. Como un dato extra les recomiendo que puedan comprar un juego de sábanas nuevo y si no lo pusieron el 31, ponerlo el primero para poder partir el año con una intimidad renovada.

Para las parejas que están tratando de ser padres escriban en un papel 3 cosas por las que creo que el otro será un/a buen/a padre/madre, a las 12:00 léale el papel a su pareja susurrando al oído. Amarren ambos papeles de la manera que sea y antes de que se termine el mes de Enero deben enterrarlo junto a una piedra Luna (procuren que sea real la piedra ya que hay muchas imitaciones).

Para quienes acaban de terminar una relación y la quieren dejar en el 2018 y comenzar el 2019 con nuevos aires, les recomiendo que escriban una lista de las 5 cosas que les dejó o aprendieron de la persona con la que estuvieron y 5 cosas que esperan mejorar para su próxima relación . A las 12 de la noche léanlo en voz alta sólo para ustedes, rompan el papel en 4 partes y quémenlo junto con un calzón. Además siempre recomiendo a quienes están en este formato que puedan renovar su ropa interior y boten todo lo que usaron con su antigua pareja y compren nuevos calzones para partir el nuevo año y tal vez una nueva relación. Y por último, agarren una foto donde estén los dos, rómpanla por la mitad y entierren a una por una lado y al otro por el otro. Si están en la playa pueden enterrar a su ex pareja y la mitad de ustedes tirarla al mar. En el caso de que su ex pareja sea padre de un hijo en común, deben romper la foto pero enterrar ambas mitades en el mismo lugar ya que estamos cortando lazos de pareja pero no los que los unen como padres.

Al igual que en cada rito que hacemos, nuestra intención, amor y conciencia con la que estamos haciendo nuestra tarea es prácticamente el 80% del ritual. No es magia, sea cual sea que hagas no hay nada más importante que lo hagas con todo el corazón.

Soy de las personas que piensa que todos quienes pasan por nuestras vidas tienen una razón de ser y una misión. A veces, hay amores fugaces e intensos que cuesta soltar porque confundimos la intensidad con enamoramiento. Otras, hay amores eternos y estáticos y tememos dejarlos por la creencia de “haber perdido X años de mi vida para que termine en nada”. Solo puedo decirles que nunca pierdes años de tu vida, lo único que haces es ganar experiencia y prepararte para ser una mejor pareja en tu próxima relación. Si un patrón se te repite, acércate a él y hazte cargo, así como no existe la magia tampoco existe la mala suerte. Cada pareja que elegimos en nuestro camino es atraída por nosotros mucho antes de haberlos conocido y están de paso (o para quedarse) en nuestras vidas por algo.

¡Feliz año y que sea 2019 orgásmico!