El hijo adoptivo de la ex modelo y actriz (además de reconocido rostro de Lancôme), Isabella Rossellini, se hizo un espacio por sí solo. Siempre fue la promesa que todos esperaban y finalmente brilla. Debutó como modelo y el resultado ha sido más que positivo ya que marcas como Michel korss, Dolce &Gabbana, entre otros, ya lo cuentan entre sus filas. Su verdadera pasión es la fotografía submarina (que practica desde que estudió Biología) lo que le permite tener destreza tanto frente como detrás de las cámaras. Aquí, algunas fotos de este talento que de seguro seguirá dando de qué hablar…