Por @franguevaraj

 

 

 

Cada mujer tiene su propia rutina de belleza, la que claramente va cambiando a lo largo de la vida y a medida que la piel va envejeciendo. Sin embargo, no siempre nos acordamos de incluir en ella un buen sérum, pues tendemos a creer que será suficiente con utilizar una crema hidratante o simplemente no los conocemos. ¡Pero no! las ventajas de agregarlo en la rutina les aseguro serán notorias.

¿Pero qué es el sérum se preguntarán muchas? El sérum es un producto dedicado a tratar de manera eficaz cualquier necesidad que nuestra piel pueda tener. Su alta concentración de principios activos y su textura fluida lo hacen perfecto para potenciar la penetración del producto hasta una profundidad mayor y proporcionar una eficacia rápida y visible. Sin embargo, no es recomendable utilizarlos solos, ni como sustituto de la crema hidratante, sino como un complemento.

La diferencia principal entre un sérum y una crema hidratante, es que el primero penetra en las capas más profundas de la piel, y su concentración de principios activos es mucho mayor. Por ello, son perfectos cuando se trata de cubrir una necesidad específica (antiedad, reducción de poros, luminosidad…), pero por sí solos no proporcionan hidratación a la piel.

Lo más aconsejable es utilizarlo dos veces al día, justo antes de tu crema habitual y con el rostro bien limpio.

Una de las cosas más importantes que tienes que saber acerca de los sérums, es que siempre tienen que aplicarse antes de la crema hidratante, nunca después, ya que al actuar en las capas más profundas de la piel, si lo aplicáramos después, la crema formaría una película sobre la piel que impediría que éste penetrase correctamente.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que siempre debemos tener la piel limpia cuando nos apliquemos un sérum.

En cuanto a su aplicación, lo mejor es poner unas dos gotas en los dedos, repartirla entre las dos manos, e ir presionando suavemente el rostro hasta que el producto se haya absorbido completamente.

Si tuviese que recomendarles una opción sería Advanced Génifique de Lancóme, que actua sobre los diez signos característicos de una piel joven como son: la textura, tonicidad, elasticidad, firmeza, tersura, líneas de expresión, arrugas, luminosidad, uniformidad del tono y calidad.

Lo bueno es que es recomendada para todas las mujeres, independientemente de su tono de piel o de su edad. Yo lo uso en la mañana y en la noche y he visto un cambio notorio en mi rostro.