El nivel de conocimiento que tienes sobre ti misma es uno de los grandes factores que influye en el placer sexual femenino. La historia, la cultura, la religión, el foco de la educación sexual, las películas, la pornografía, entre muchos otros elementos nos generan una imagen del placer y el orgasmo femenino lejos de la realidad. Estos dos últimos conceptos siguen siendo tabú y necesitamos conversarlo con naturalidad, decir el nombre de nuestros genitales tal y como son.

Ser conscientes corporalmente de cómo funcionamos es uno de los pilares para ser capaces de identificar qué nos gusta en cuanto al disfrute sexual, necesitamos que nos eduquen desde pequeñas con las respuestas correctas. Una de las primeras dudas que nos resuelven cuando somos pequeños en cuanto a nuestros cuerpos es la diferencia visual entre un niño y una niña. Si te pregunto ahora cuál es la diferencia entre el hombre y la mujer en los genitales, ¿qué responderías?, piensa unos segundos, ¿cuál sería la respuesta? ¿Podría ser que los hombres tienen pene y las mujeres no? Esta es la respuesta más común para diferenciarnos, por lo que automáticamente interiorizamos como si en realidad nos faltara algo, pero no, hay una increíble estructura llamada clítoris que tenemos que hacer consciente en nuestra imagen corporal. A pesar de que todo nuestro cuerpo es potencialmente erógeno, el camino más directo al placer u orgasmo es el clítoris porque es el único órgano dedicado al placer femenino.

Cosas que no sabías de tu Clítoris:

1. La parte del clítoris que podemos ver se llama glande y mide entre 1.5 y 2 cm. pero esto es solo la punta del iceberg! Gran parte se extiende por dentro de la pelvis, a cada lado del canal vaginal y mide aproximadamente ¡10 cm!

2. El clítoris es el órgano más flexible que existe. Al excitarse aumenta su flujo sanguíneo y triplica su volumen, ¡se excita al igual que el pene!

3. Tiene más de 8 mil terminales nerviosas , en comparación al pene que tiene 4 mil. Además de todos esos nervios dedicados solo al placer te contamos que cuando una mujer tiene un orgasmo también se activan unos músculos llamados piso pélvico y despiertan alrededor de 15 mil terminaciones nerviosas en total. Muy intenso.

4. Todo los tabúes indican que las mujeres se tardan más en tener un orgasmo que un hombre. Pero según algunos estudio un gran porcentaje de las mujeres alcanzan un orgasmo en cuatro minutos con la masturbación, importante destacar que esto es un promedio, recuerda que no todas somos iguales y puede costarnos disfrutar, muchas veces, por otros factores.

Lo importante es conocernos, ver las herramientas que tienes a disposición para explorarte, autoconocerte y probar sensaciones.

Tips para auto explorarte: Toma un espejo y mírate sin juzgar. Identifica lo que ves y busca la puntita del iceberg que te contamos arriba. Tócate sin exigir placer solo disfruta, ¿qué sensación te gusta más? Adquiere algún juguete sexual sólo para ti asesorada por especialistas en los Sex shop.

Por: María José Quiniano @locapelvis