fran @franguevaraj

Buen tiempo = guardar las botas y sacar las sandalias, chalitas, hawaianas, etc. Pero nos miramos los pies y ¡valor! Hay que empezar a preocuparse de la pedicure, hidratación, uñas lindas; un sinfín de detalles que el invierno nos permitía ignorar.  Y si tienes grietas, durezas, uff… todo un desafío.

No las quiero asustar, pero los pies cada vez toman más protagonismo y si bien existen lugares especializados para ayudarnos a mantenerlos bonitos, la posibilidad de preocuparnos en la casa siempre está.

Para partir, es importante hacer una evaluación, si tenemos mucho que hacer es mejor no hacerse la experta y optar por alguien que realmente lo sea, de lo contrario nuestro trabajo será en vano.

Si después de chequear nos dimos cuenta que el estado de nuestros pies no es tan terrible, podemos seguir con el paso dos.

Llena la tina con agua caliente y remoja tus pies ahí durante media hora. Luego seca bien, sobre todo entre medio de los dedos, para que no vaya a quedar humedad.

El paso tres es utilizar aquellas herramientas especiales para remover cayos o durezas, pero con el debido cuidado para que no te vayas a hacer alguna herida.

Si ya dejaste tus pies suaves y parejos es hora de seguir con las uñas. Lo primero es cortarlas rectas sin tocar demasiado las esquinas para que estas no se encarnen. Luego es necesario limarlas, sobre todo por los bordes de forma recta.

Cuando ya hemos terminado los pasos anteriores, vendrá el momento de aplicar esmalte. A las uñas de los pies hay que tratarlas igual que la de las manos. Ideal agregar primero una base protectora del color, para luego poner dos capas de esmalte y dejar secar al aire libre antes de ponernos algún zapato.

Otro tema importante es la hidratación. Muchas veces dejamos esta parte del cuerpo fuera a la hora de ponernos cremas. Nos aplicamos en la cara, cuerpo, piernas, pero por lo menos yo omitía los pies. Hoy sé que para que todo el proceso que les nombre arriba sea efectivo, será necesario que nos preocupemos diariamente de hidratar esta zona con un buen masaje que también ayude a la circulación.

Si seguimos estos consejos y realizamos el proceso ojalá todas las semanas, de seguro podremos lograr unos pies lindos que no tendremos que andar escondiendo.

columnapieslindosportada-www-mujerhoy-com